A punto estamos de finalizar el 2012 y podemos decir que este ha sido el primer año donde el número de líneas móviles se ha reducido de forma significativa en España; en concreto, se espera una pérdida de alrededor de 2 millones de líneas. Pero no todos los datos son negativos, si observamos el panorama con detenimiento, podemos ver que la reducción en las líneas no está siendo generalizada. Los operadores tradicionales como Movistar o Vodafone están perdiendo a favor de los nuevos operadores, los llamados OMVs (operadores móviles virtuales), como MÁSMÓVIL.

En mi opinión, hay dos razones fundamentales por lo que esto está ocurriendo:

  1. En primer lugar, porque los consumidores se han dado cuenta de que no vale la pena pagar el doble por lo mismo, y más cuando la cobertura y las redes son las mismas. El sentido común es lo que nos debe animar a cambiar de compañía para obtener un servicio de más calidad y más económico. ¿Parece lógico, no ;-)?
  2. En segundo lugar, porque los nuevos operadores son de fiar y se merecen la confianza de los clientes. Están demostrando día a día que funcionan igual de bien que los operadores tradicionales y los usuarios están dándose cuenta de que no son operadoras de segunda clase, sino más bien de primera ya que la atención al cliente es, en la mayoría de los casos, mucho mejor. Por suerte, los consumidores españoles ya entienden que no todos los operadores atienden igual de mal a sus clientes.

En cuanto a las pérdidas netas de líneas hay tres razones que lo justifican:

  1. El número de empresas en España se ha reducido y, las que continúan, necesitan reducir o controlar el gasto, por eso optan en muchos casos por no dar tantas líneas a sus empleados. Para evitar este problema, es importante que los empresarios sepan que actualmente existen varios mecanismos de control del gasto para ayudarles a ahorrar. Un ejemplo es la recarga automática, que no es más que la domiciliación en una tarjeta de crédito o débito con un límite definido por el empresario. Es un servicio que ofrecemos en MÁSMÓVIL, que evita que el empresario gaste más de lo que puede. Por ejemplo, si un empresario decide establecer un límite de 20 euros, cuando el empleado consume el saldo se bloquea la línea y, si quiere, puede recargarla él mismo sin ningún problema para continuar utilizándola.
  2. Otra posible razón sería la unificación de las líneas móviles por parte del consumidor. Antes utilizaban dos y ahora parece que han pasado a utilizar sólo una línea. Aunque esta razón tiene poco peso, si esto fuese así el uso por línea aumentaría y, por el contrario, está disminuyendo. Además, esto se daría más en las líneas de contrato y es justo donde hemos notado un ligero crecimiento en 2012.
  3. Por último, la razón más probable de todas es que las líneas activas suponen un coste a las operadoras porque necesitan un mantenimiento y consumen recursos de red. Ahora estamos en tiempos donde es necesario reducir costes y hay que ser muy eficiente; por esta razón, muchos operadores están tomando medidas y están dando de baja las líneas inactivas. Pero si tenemos en cuenta los datos, creo que en España el tema de las líneas activas parece estar un poco inflado, con una población de menos de 50 millones de habitantes es poco razonable que existan más de 50 millones de líneas realmente activas, por lo que gran parte de éstas pueden ser líneas inactivas que no han realizado llamadas en los últimos 12 meses. Aunque esto también depende de las reglas internas de cómo cada operador contabiliza sus líneas, parece que especialmente los operadores tradicionales han hecho una limpieza interna y dado de baja líneas sin uso.

telefono móvil

Por otra parte, debemos tener en cuenta el tema de las líneas Data Cards. Hace unos años, la tendencia de los módems USB, popularmente conocidos como "pinchos", para conectarse a Internet desde el portátil era de crecimiento, pero en el último año esta tendencia ha cambiado y el volumen de Data Cards está disminuyendo.

  • Este descenso se debe, en gran parte, a la penetración de los Smartphones y la función de tethering, que permite al usuario conectarse a Internet desde el portátil, sin necesidad de utilizar ningún modem USB.
  • Además, por otra parte, en muchas operadoras los precios de las tarifas de datos son relativamente altos -aunque en MÁSMÓVIL ofrecemos tarifas de datos desde 5?/mes-, y están ligadas a obligaciones de permanencia muy elevadas, por lo que los consumidores se han dado cuenta que no vale la pena tenerlo contratado de forma continua.

Como conclusión, creo que 2012 está siendo el primer año donde el número de líneas móviles se está reduciendo de forma significativa en España porque los operadores están reduciendo costes y limpiando su cartera de líneas inactivas, las líneas Data Cards están disminuyendo por el auge de los Smartphones y los clientes están encontrando en las OMV's un aliado perfecto donde, además de ahorrar, consiguen recibir un servicio de calidad.

En el conjunto de 2012, se augura una bajada de los ingresos del sector como consecuencia de un descenso del consumo y una bajada de precios mucho menor de la que nos quieren hacer creer los operadores tradicionales. Los clientes hablan menos y, por lo tanto, los operadores ingresan menos. Sin embargo, en el caso de MÁSMÓVIL estamos consiguiendo el efecto contrario, ya que nuestros clientes consumen más porque saben que con MÁSMÓVIL pagan menos en sus facturas.

cartel másmóvil

En 2012 vamos a seguir cuidando, si cabe aún más, a nuestros clientes, nos vamos a seguir volcando en su atención, vamos a seguir escuchando sus sugerencias y ellos van a contar con MÁSMÓVIL para decirle al mundo las cosas que verdaderamente les importan, sin pagar más de lo que es justo. Esa es nuestra misión y nuestro sueño y vamos a luchar por él.

¿Nos ayudas? #masmovilizate

Para finalizar sólo me queda desearos a todos que tengáis un feliz final de año y mis mejores deseos para el 2013.

Maini Spenger, CEO y Co-fundador de MÁSMÓVIL

En El País | 2012: el primer año negro del móvil