El cactus frente al PC y otros mitos tecnológicos

Igual que ocurre con los remedios sanitarios o la dietética, en tecnología se han ido creando mil y un mitos, algunos falsos por completo, la mayoría verdades a medias.

¿El cactus absorbe la radiación del PC?

Teóricamente no, pero vayamos por partes. La especie idónea, que por algo la llaman ‘cactus de ordenador’ en las floristerías, es el Cactus candelabro (Cereus peruvianus). No está demostrado que sirvan para gran cosa, aunque sí se sabe ya que desde luego no son capaces de absorber y neutralizar la radiación.

Y, aunque sí lo hicieran, el lugar óptimo para su colocación en ningún caso sería sobre el ordenador, sino en todo caso enfrente del mismo, o a un lado.

Pero la verdadera cuestión es si la radiación que emiten los PC es dañina para la salud. Según los expertos, el cuerpo humano está preparado para convivir con ciertos niveles de radiación electromagnética. Cabría distinguir si se trata de una radiación ionizante o no, etc.

En cualquier caso, la radio, la televisión y la mayoría de electrodomésticos emiten radiación, pero siempre muy por debajo del umbral de seguridad recomendado por los médicos.

No existe ninguna evidencia (y eso que se han realizado muchos estudios al respecto) que demuestren consecuencias sobre la salud de estos niveles de radiación.

Aun así, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no se moja y recomienda “precaución”. Y aquí es donde entran en juego los famosos cactus.

Deja que la batería se descargue del todo

Bueno, esto era válido hace unos cuantos años, cuando las baterías eran de níquel-cadmio, pero ya no. Con las baterías de ion de litio, ya no hace falta preocuparse de esas cosas. Vosotros diréis: pues mi batería ya no dura lo mismo que el primer día. Cierto, como también lo es que en tu dispositivo móvil se van acumulando fragmentos de archivos que van ocupando memoria y ralentizando el funcionamiento del aparato.

Los fabricantes de baterías son conscientes de ello, y lo cierto es que las baterías son cada vez mejores. Eso sí, al mismo tiempo, los smartphones tienen cada vez más sensores y funcionalidades, con lo que el resultado final no cambia tanto.

Más megapíxeles no significa mejores fotografías

La fotografía es todo un arte, no puede reducirse simplemente a cuántos megapíxeles tiene una cámara. En la actualidad, se usa este baremo para que el usuario de a pie se haga una idea de si la cámara de un móvil es buena o mala, pero hay muchas otras cuestiones que habría que tener en cuenta.

Si os fijáis, Apple obviaba mencionar cuántos megapíxeles tenía el iPhone hasta la llegada del iPhone 3GS (3 mpx), y sin embargo la calidad de las fotos era superior a la media.

El sensor, la lente, la estabilización óptica, la reducción de ruido, etc. influyen también.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las mencionadas cookies y la política de las mismas. Más información ACEPTAR

Aviso de cookies