¿Cómo es posible que de un mes a otro la compra suba tanto? ¿Por qué ayer me gasté 3 euros más si compré lo mismo que anteayer? ¿Es posible que existan supermercados con diferencias de precio realmente notables?.

Todas estas preguntas seguro que os han asaltado más de una vez. Hoy vamos a hacer un recorrido por aquellos consejos que nunca debéis perder de vista para ahorrar en la compra del día a día. ¡Vamos allá!

  1. Antes de lanzarte a la aventura tómate tu tiempo y piensa bien lo que realmente necesitas. Mira en la nevera, en la despensa y haz una lista. Compra sólo lo que tengas en ella.
  2. Busca ofertas y aprovéchate de ellas. Dependiendo de los productos que necesites, plantéate la posibilidad de comprar en diferentes supermercados o tiendas.
  3. No compres por comprar: Aunque haya superofertas, piensa muy y mucho si realmente necesitas el producto ofertado. A veces compramos en función de ofertas y no pensamos en lo que realmente necesitamos. Por ejemplo: paga dos kilos de naranjas y llévate 3. ¿Tomas naranjas todos los días lo suficiente como para que no se echen a perder?
  4. No te quedes con los productos que están a la altura de los ojos: Generalmente son los más caros y se colocan ahí para llamar tu atención. Busca en los estantes superiores e inferiores.
  5. Compara. Recordando aquel eslogan publicitario de los 90: busca, compara y si encuentras algo mejor, cómpralo. Para esto necesitas ir sin prisas, tómate tu tiempo para asegurarte que llevas la mejor opción.
  6. No comas con los ojos. ¿Te ha pasado alguna vez que vas a un restaurante con hambre y terminas pidiendo más de lo que puedes comer? en la compra pasa lo mismo. Ve con el estómago lleno.
  7. ¿Productos envasados o frescos? Compara el precio/kilo. A veces vamos a los envasados porque es más rápido, pero podemos estar tirando dinero.
  8. Comprueba la fecha de caducidad de los productos antes de comprarlos. Quizás están de oferta porque están a punto de caducar.
  9. Infórmate de cuáles son los productos de temporada. Son más baratos y, además, son de mayor calidad.
  10. Organiza tu frigorífico y congelador antes de ir a la compra para saber qué espacio real tienes para almacenar comida. Especialmente en el congelador.

Estos son algunos consejos con mucho sentido común, pero la tecnología también puede ayudarte a realizar una compra optimizada. ¿Cómo?, a través de la aplicación "Supertruper".

En "Directo al paladar", uno de los blogs sobre gastronomía más seguidos de España,  nos explican con todo lujo de detalle cómo funciona esta aplicación. Puedes leerlo en este post.

A modo de resumen, la aplicación te permite escanear los códigos de barras de los productos. Estos se van añadiendo a una lista y, si el producto se encuentra en la base de datos, te ofrece un listado de precios en distintos supermercados o sugerencias de productos similares.

Si el producto no está en la base de datos, es el propio usuario el que puede subirlo, introduciendo datos y comentarios que dan lugar a una comunidad llamada "La Trupe" , bautizada como la comunidad del ahorro.

Ah, y un dato muy importante: esta aplicación es gratuíta.

Así que ya sabes, hacer la compra sin sentido común, a lo loco y sin dedicarle tiempo, hará que te duela el bolsillo.

Aplícate el cuento y ahorra :-)