La adicción al móvil es un problema que afecta a gran parte de la población con especial énfasis en las personas más jóvenes, principalmente a los adolescentes. Además, el 53% de los españoles padecen ansiedad o estrés cuando no llevan consigo el móvil, ¿eres uno de ellos? ¡Puedes averiguarlo fácilmente mirando tus manos!

Las manos pueden indicar si eres adicto al móvil

La ansiedad es solo uno de los síntomas que muestran las personas adictas al móvil, otros son: taquicardias, pensamientos obsesivos, dolor de cabeza y hasta dolor de estómago.

Además, las personas enganchadas al smartphone desarrollan ciertos comportamientos como llevarse el móvil al cuarto de baño, usarlo durante las comidas o revisar las notificaciones en el cine durante la emisión de la película o durante una función de teatro. Comportamientos que denotan una importante dependencia de este dispositivo.

Adicción móvil

Pero la adición al móvil, también conocida como nomophobia, no solo se muestra a través de comportamientos o síntomas psicológicos, sino que también tiene cada vez más consecuencias físicas. Por ejemplo, como apunta un estudio realizado por una operadora de telefonía británica, nuestras manos están sufriendo cambios en su fisionomía a causa del uso del smartphone.

El 20% de los encuestados en este estudio asegura que el pulgar con el que manejan su móvil ha crecido, y es más grande con respecto al pulgar de la otra mano. Un aumento de tamaño que puede llegar a ser bastante evidente, ya que el dedo pulgar puede llegar a crecer hasta un 15%. El 8% de los sujetos del estudio asegura también tener una marca en el dedo meñique a consecuencia de sujetar su teléfono, y el 30% afirma que sus manos han sufrido cambios a lo largo de los años desde que usan teléfonos inteligentes, parece increíble, ¿verdad?

También te puede interesar Descubre si eres adicto al móvil

Además de los cambios en la apariencia de nuestras manos, los smartphones también pueden acarrear dolores y calambres en manos, muñecas, dedos y brazos a causa de un uso prolongado manteniendo nuestros brazos en la misma posición. De hecho, ya se habla de la denominada "whasappitis", es decir, una tendinitis en la mano causada por el uso continuado y excesivo del móvil y, en concreto, de aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp.

Whasappitis

Aunque lo más eficaz para evitar estos dolores y cambios en nuestras manos es disminuir el número de horas diarias dedicadas al móvil, existen ejercicios concretos y sencillos para evitar los daños causados por el uso excesivo del smartphone como, por ejemplo, hacer giros de muñeca o apretar y soltar una pelota pequeña para disminuir la tensión y el agarrotamiento que produce tener la mano en la misma posición durante mucho rato.

Si notas alguno de estos síntomas en tus manos, o simplemente crees que últimamente utilizas el smartphone en exceso, puedes ayudarte de diversas técnicas, como la de configurar las notificaciones de las apps al mínimo para no estar recibiendo continuamente avisos y sentir la necesidad de consultarlos de inmediato. También una opción muy fácil para no consultar tanto el móvil, es la de mantener el smartphone en una habitación lejana a la que estés si te encuentras en casa.

Te recomendamos que utilices el móvil todo lo que quieras, pero, cuida que este dispositivo no te genere una dependencia. Y, para cuando lo uses, ¡no dudes en contar con la mejor tarifa móvil! Entra en nuestra web o llámanos gratis al 900 696 301 y te informaremos sobre nuestras tarifas móviles sin permanencia.

Y tú, ¿crees que eres adicto al smartphone?