Participar en el rodaje de una película a veces enamora a sus protagonistas como por arte de magia, pero otras veces? ¡No se pueden soportar!

Trabajar con personas que no se entienden puede ser una dificultad añadida, y esto en el cine, resulta fatal. Tener que besarte, acariciarte y sacar tu más sincera sonrisa con alguien que no soportas puede ser muy complicado. ¿Podría llegar a fracasar una película solo por las malas vibraciones de los actores?

"Robert estaba acatarrado durante las escenas de amor, conviertiendo el rodaje de las mismas en un infierno verde, moqueante e infeccioso".

Quizá uno de los casos más conocido es el de Angelina Jolie y Johnny Depp, en la película The Tourist (2010). La que a ojos de los productores iba a ser una combinación triunfante acabó en una decepción. Debido a las diferencias entre ellos, no pudo abrirse ni un ápice de emoción y eso acabo reflejándose en las escenas del film. La película resultó un fracaso en taquilla demostrando que si hay mal rollo, se nota.

Leonardo DiCaprio y Claire Danes protagonizaron Romeo + Juliet (1996), una curiosa adaptación de la famosa obra de Shakespeare en la que hacían de dos jóvenes enamorados hasta la muerte. En el plató sin embargo no se soportaban, ya que Claire detestaba la actitud distendida de Leo, bromeando y jugando constantemente, mientras que para él, Claire era una chica demasiado estirada. Sin embargo en este caso demostraron ser unos excelentes actores y unos mejores mentirosos ya que en todas las entrevistas se elogiaron el uno al otro.

asd

Reese Witherspoon y Robert Pattison tuvieron algunos problemillas durante el rodaje de Agua para elefantes. El temperamento sureño de Reese no conectó con el aspecto tímido del chico-vampiro de Crepúsculo. Ambos hicieron tras el rodaje algunas declaraciones hostiles el uno hacia el otro, como que Robert estaba acatarrado durante las escenas de amor conviertiendo el rodaje en un infierno verde, moqueante e infeccioso. Por lo mismo, Robert dejó caer en los premios MTV que algunas chicas del Sur llevan faja elástica, pero se guardan mucho de decirlo. Muy poco oportuno el resfriado del pobre Robert, desde luego.

Si no recordáis la fantástica Dirty Dancing, que ha quedado como una de las películas mas románticas del cine, ¡Recordadla al menos cuando penséis en dar una segunda oportunidad a alguien!. Antes del rodaje de Dirty Dancing, Jennifer Grey actuó junto a Patrick Swayze en Red Dawn (1984) donde se odiaron a primera vista. De hecho incluso tuvieron una pelea en el set y por ello Jennifer estuvo a punto de rechazar el papel en la película cuando supo que Patrick iba a ser su compañero. El caso es que ambos se dieron una nueva oportunidad, y funcionó.

Por último y porque no solo entre hombres y mujeres hay diferencias, Leonardo DiCaprio (no tenemos nada en contra de Leonardo, que conste) y Clint Eastwood también tuvieron sus diferencias durante el rodaje de J.Edgar. Clint, conocido por no conceder ninguna segunda toma a ningún actor, no renunció a sus principios cuando Leo se empeñó en repetir una escena con la que no había quedado satisfecho, creando así un ambiente de tensión durante el resto del rodaje. Parece extraño que las películas de Clint sean un éxito con tantas exigencias. Lo que está claro es que cuando los actores tienen feeling , el rodaje fluye de tal forma que se puede vislumbrar un taquillazo. Y así ocurrió con "Pretty Woman", cuyos actores se hicieron muy famosos gracias a ella, aunque alguno reniegue de la Película.