De mayor quiero ser ‘arquitecto de datos’

Nadie sabe a ciencia cierta cuáles serán las profesiones del futuro, aunque sí se intuye ya que el análisis de datos tendrán un papel importante. Precisamente, el auge de programas de analítica de datos (business intelligence), englobados bajo la tendencia conocida como “big data”, han obrado lo que parecía un milagro: dar una salida profesional a los matemáticos.

Decídselo a vuestros padres: hoy por hoy, la carrera de Matemáticas tiene más salidas que Arquitectura, Derecho y por supuesto, Periodismo. Os explico por qué. Un programa de business intelligence sirve para aplicar “inteligencia” al software de contabilidad, gestión de los clientes o gestión de procesos de la empresa. La inteligencia viene básicamente de cruzar datos y establecer conclusiones, pero para hacer esto bien (hay que tener en cuenta que, para determinadas cuestiones, pueden existir cientos o miles de variables) es necesario que una persona le “enseñe” qué cuestiones son más importantes. Se establece así un peso diferente a cada variable, una puntuación. En definitiva, estos programas, básicos para la competitividad y la eficiencia de las empresas, se basan en ecuaciones matemáticas.

En estos equipos suele haber también psicólogos y sociólogos (expertos en la conducta humana), químicos y por supuesto ingenieros.

ecuaciones

También te puede interesar: J on the Beach: el evento que mezcla Big Data y espetitos

El negocio está en la información

La información es poder, y cada día lo es más. El verdadero negocio en el mundo digital está en saber sacar provecho de los datos para crear publicidad más personalizada, lanzar productos y servicios que tendrán mayores probabilidades de triunfar en el mercado, etc. En definitiva, en saber más sobre los clientes que tu competencia.

Y este poder vale mucho dinero. Tanto como para que Facebook pagara 19.000 millones de dólares por WhatsApp, una aplicación que factura 400 millones al año (1 dólar al año por cada uno de sus 400 millones de usuarios). Si sólo fuera por estos ingresos, Facebook tardaría 47,5 años en rentabilizar su inversión.

En 2015 (ojo, que está a la vuelta de la esquina), según un informe de la Comisión Europea, habrá en Europa un déficit de 384.000 técnicos informáticos y de otras tecnologías de la información (TIC). Y si tiene lugar un crecimiento acelerado de la sociedad del conocimiento, como está programado, el déficit de trabajadores en el sector tecnológico ascenderá a 669.000 personas.

Según este informe, en los próximos años se estima que Europa requerirá unos 5 millones de profesionales TIC. Teniendo en cuenta la gravísima situación del empleo en Espaa, parece paradójico que el número de universitarios titulados en ingeniería informática esté en descenso desde 2005.

La universidad, a su aire

En realidad, no hay titulaciones específicas para convertirte en arquitecto de datos, experto en seguridad informática, desarrollador de apps o diseñador de videojuegos, cuatro de las profesiones TIC con –aparentemente- mayor potencial.

Es más, incluso el título de Ingeniería Informática ha estado a punto de desaparecer y de englobarse de nuevo dentro de Ingeniería de Telecomunicaciones y/o Ingeniería Industria. En lugar de ampliar la formación relativa al sector tecnológico, se plantea reducirla.

¿Y cómo me convierto entonces en un arquitecto de datos? Hay cursos y certificaciones…

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las mencionadas cookies y la política de las mismas. Más información ACEPTAR

Aviso de cookies