Siempre es difícil elegir un tipo de conexión u otra para nuestra casa, pero, no debes dejarte llevar entre las múltiples opciones que hay a tu disposición y elegir, simplemente, la que mejor se adapte a tus necesidades. Hoy vamos a contarte las diferencias entre WiFi y LAN y cuál es la mejor para ti:

¿Qué conexión elegir: WiFi o LAN?

Ventajas de la red WiFi

Sin lugar a dudas, las ventajas de la red WiFi se encuentran en su flexibilidad, es un tipo de red sin cables, en la que los ordenadores se conectan de forma inalámbrica y los datos se transmiten mediante ondas a través del aire.

Para crear tu propia red WiFi tan solo necesitarás los equipos que vas a conectar entre sí, y un router inalámbrico capaz de interpretar la señal y hacerla llegar a los dispositivos que quieres conectar para que estos envíen y reciban información sin problemas.

WiFi

A pesar de que la red WiFi cuenta con importantes ventajas como la de no necesitar cables y poder moverte con tu dispositivo conectado a Internet sin preocupaciones, también muestra algunos inconvenientes. Los principales puntos débiles de la red WiFi es que es más fácil que sufra interferencias, ya que su señal se transmite por el aire, y su alcance tampoco es infinito, suele cubrir hasta más o menos 20 metros en línea recta, pero pueden ser menos debido a factores como las paredes y otros elementos que pueden perjudicar el trayecto de la señal.

También te puede interesar Trucos para mejorar la señal wifi

Aun con todo esto, los problemas de pérdida de intensidad en la señal, se pueden resolver fácilmente con la colocación de unos dispositivos llamados "repetidores WFi" que se encargan de reforzar la señal, de nuevo, sin necesidad de molestos cables. No debes olvidar que, si te decantas por la red WiFi, tendrás que protegerla con una contraseña para evitar que ninguna persona desconocida pueda acceder y conectarse a ella perjudicando la calidad de la señal.

 Ventajas de la red LAN

Las redes LAN son más "aparatosas" que las redes WiFi ya que para su correcto funcionamiento necesitan la instalación de cables. Las redes LAN se estructuran de la siguiente forma: cada equipo vinculado a la red LAN tendrá su propia tarjeta de red con un cable conectado que es el encargado de permitir el intercambio de información, el cable de cada uno de los dispositivos irá conectado a un router principal que será el objeto que transmita la señal y asigne a cada equipo un identificador MAC y su dirección IP.

LAN

En este tipo de conexión, la información podrá llegar allá donde estén los cables y deberán encontrarse siempre en perfecto estado para evitar problemas en el envío de los datos. La ventaja principal que ofrece este tipo de conexión frente a la WiFi es que es capaz de transmitir los datos a gran velocidad, por ejemplo, la red LAN con cable ethernet, que es la más extendida, es capaz de transmitir hasta 1000 Mbit por segundo.

Además de mayor velocidad, proporciona también un amplio alcance llegando a abarcar hasta 100 metros, frente a los 20 de la WiFi, sin necesidad de instalar un repetidor de señal. En el momento en que la distancia sea mayor, sí sería necesario contar con uno de estos dispositivos para aumentar la señal.

También te puede interesar ¿Qué es y para qué sirve el cable ethernet?

Como ves, estos dos tipos de redes tienen características muy diferentes además de sus propias ventajas y desventajas. Por lo tanto, no se trata de elegir cuál es la mejor de las dos sino la que mejor cumpla con lo que estás buscando en una conexión a Internet, ¿necesitas gran velocidad o movilidad?

Tanto si decides conectarte a Internet por WiFi o LAN, ¡cuenta con nuestras tarifas de Internet MÁSMÓVIL y elige entre Fibra o ADSL para navegar siempre a la máxima velocidad! Llama gratis al 900 696 301 y te informaremos sin compromiso de todas nuestras tarifas.

¿Ya sabes si elegir la conexión WiFi o conexión LAN?