LAN, acrónimo de Local Area Network (o Red de Área Local) hace referencia a un conjunto de ordenadores que engloba una determinada área reducida a un espacio doméstico, ya sea a una casa, una oficina, un edificio o, incluso, un medio de transporte.

De hecho, existen diferentes tipologías de red LAN en función de la modalidad:

  • Red en bus: Este tipo de red solo utiliza un cable backbone (el mismo que mide las diferentes conexiones troncales de Internet, de esa “columna vertebral) que suministra conexión a todos los host involucrados. Fácil de instalar y de funcionamiento simple, esta tipología es también muy débil, ya que un mínimo cable roto puede suspender por completo la conexión.
  • Red en anillo: Esta red conecta dos extremos punto a punto hasta formar un anillo que conecta diferentes equipos a una red. Al contrario que la red en bus, la transmisión de la red en anillo obedece a un punto concreto al que la información llegará a través de todos los involucrados.
  • Red en estrella: Esta red conecta todos los nodos desde uno central, por lo que la información se transmite punto a punto pero de una forma directa con el objetivo final.