Con la edad, nuestras prioridades cambian y así lo hacen nuestros hábitos de consumo, ¿podría ser de otra manera? El sentido común nos dice que eso debe ser siempre así, pero quizás nunca nos hemos parado a analizar en qué cambian, y qué hábitos reforzamos cuando somos jóvenes pero desechamos cuando nos hacemos mayores. O viceversa.

Existe un estudio que se publicó en Estados unidos a finales de 2012 que muestra mediante gráficos cómo cambian los hábitos de consumo según la edad del consumidor o el sexo. Lógicamente debemos entender que se trata de estadounidenses, con sus propios hábitos vitales y sus peculiaridades, así que posiblemente el resultado sería diferente aplicado en España. Como curiosidad es muy interesante.

Por ejemplo, ¿por qué los hombres jóvenes gastan más dinero en ropa interior que los más maduros? A su vez, los hombres de mayor edad consumen más productos como batas de estar por casa o zapatillas. La respuesta parece obvia, aunque no me atrevo a comentar mi parecer sobre ese asunto...

Hay que tener en cuenta, también, que el estudio se realizó en 2006 aunque se analice mucho más tarde. Aquí ya me podéis decir que los resultados no serán muy reveladores de nada especial, pues muchos productos han cambiado, como por ejemplo las suscripciones a revistas. Veamos:

Compra de revistas sin suscripción
Compra de revistas sin suscripción

Compra de revistas con suscripción
Compra de revistas con suscripción

Bien, los productos en sí han cambiado, pero lo interesante no es eso, sino el tipo de producto consumido según la edad: cuanto más joven, más esporádica o más inestable será el consumo de ciertos productos. Con la edad tendemos a estabilizarnos, a tener más seguridad económica, a disfrutar de otra manera. Por eso, las suscripciones aumentan a medida que aumenta la edad.

Es interesante ver por encima los 35 gráficos que encontraréis siguiendo el enlace del final, pero sobre todo comprobar cómo los consumidores definen el mercado, pero también el mercado define al consumidor. ¿Alguna vez lo habíais pensado?

Vía | The Atlantic

Foto | Ed Yourdon