Los protocolos de comunicación son descripciones formales de formatos y reglas de mensajes digitales. Se requieren para intercambiar mensajes entre varios sistemas informáticos y, especialmente, en el mundo de las telecomunicaciones. Los protocolos de comunicaciones cubren autenticación, detección y corrección de errores y señalización. También pueden describir la sintaxis, la semántica y la sincronización de las comunicaciones analógicas y digitales.

A su vez, los protocolos de comunicaciones se implementan en hardware y software, existiendo miles de ejemplos que se utilizan en todas partes tanto en las comunicaciones analógicas como en las digitales, entre ellas el Protocolo de Información Industrial (DNP), el Protocolo de Internet (IP), o el Protocolo de Información de Transmisión (TCP), la cual permite crear conexiones entre los diferentes ordenadores entrelazados.