Acrónimo de Content Delivery Network (Red de Distribución de Contenidos), el CDN es una red superpuesta de ordenadores que poseen diferentes copias de datos, todos ellos colocados en diferentes puntos de una red de servidores a fin de maximizar el ancho de banda con la finalidad de ofrecer acceso a sus datos a diferentes clientes en la red. De esta forma, el cliente accede a una copia de la información cerca del cliente, de forma opuesta a los clientes que acceden a un mismo servidor central.

El tipo de contenidos englobados en estas redes incluyen desde archivos multimedia para descargar, hasta software, documentos, medios de comunicación en streaming, contenido estático como páginas HTML, o incluso paquetes de entrega de Internet que incluyen rutas, DNS o consultas a diferentes bases de datos.

Un sistema que incluye numerosas ventajas: la reducción de carga de los servidores, una red de tráfico distribuida, incremento del ancho de banda o un aumento del web caching, entre otros.