Acrónimo de Code-Division Multiple Access (o Acceso Múltiple por División de Código), el CDMA hace referencia a algunos de los varios protocolos utilizados en las comunicaciones inalámbricas de segunda generación (2G) y tercera generación (3G). Tal y cómo el término implica, CDMA permite que numerosas señales ocupen un solo canal de transmisión, optimizando el uso del ancho de banda disponible. La tecnología se utiliza en sistemas de telefonía móvil de frecuencia ultra alta (UHF) en las bandas de 800 MHz y 1.9 GHz.

El CDMA emplea la conversión de analógico a digital (ADC) en combinación con tecnología de amplio espectro. La entrada de audio se digitaliza primero en elementos binarios. Luego, se hace que la frecuencia de la señal del sistema de radio transmitida varíe de acuerdo con un patrón (código) definido, por lo que solo puede ser interceptada por un receptor cuya respuesta de frecuencia se programe con el mismo código, de modo que siga exactamente junto con la frecuencia del transmisor. Existen billones de posibles códigos de secuencia de frecuencia, lo que mejora la privacidad y dificulta la clonación.