El ancho de banda supone la capacidad de transmisión de una determinada conexión, por lo que es importante determinar desde un primer momento tanto la calidad como velocidad de la red utilizada. A su vez, el ancho de banda es también clave en diferentes áreas de la tecnología como el procesamiento para describir una señal de radio, si bien la medida que se utiliza para medir el ancho de banda se divide en los siguientes:

  • K: Significado de kilo, el cual equivale a 1.000 bits.
  • M: Mega, equivalente a 1000 kilos y, por ende, a 1.000.000 bits.
  • G: Giga, equivalente a 1.000 megas y, a su vez, 1.000.000.000 bits.
  • T: Tera, equivalente a 1000 gigas, a su vez 1.000.000.000.000 bits.


Además de estas medidas, también tenemos los conocidos petabit, exabit, zettabit y yottabit, los cuales suma cada uno una potencia de 10.

Por último, a la hora de medir la velocidad de esta capacidad, se suele reflejar como 10 Mbps (o 10 Megabits por segundo.