Acrónimo de Very high-bit-rate Digital Subscriber Line (o Línea de Abonado Digital de muy alta velocidad), vDSL hace referencia a una tecnología DSL que proporciona una velocidad de transferencia de datos más rápida, lo cual supone la principal diferencia entre ADSL y vDSL.

El sistema vDSL envía datos en un margen de 13 a 55 Mbps en distancias pequeñas, que generalmente son entre 30 cm y 1,5 kilómetros de cable de cobre de par trenzado. Cuanto más corta es la distancia, mayor es la velocidad de transferencia de datos. Además, vDSL permite a los usuarios cargar, descargar y procesar datos más rápidamente.

VDSL es también conocida como la próxima generación de DSL, la cual opera a velocidades de transferencia de datos de hasta 52 Mbps para el flujo descendente y 12 Mbps para el flujo ascendente.

De ahí que no nos extrañe que la tecnología DMT sea la más utilizada por los fabricantes de equipos. La conexión vDSL se basa en la arquitectura DMT y consta de 247 canales virtuales, que pueblan el ancho de banda disponible.