Acrónimo de Multimedia Messaging Service (o Servicio de Mensajería Multimedia), el MMS es un tipo de soporte informático de mensajería que permite a diferentes teléfonos móviles recibir y enviar contenidos multimedia con un máximo, generalmente, de 300 KB. Especialmente en los primeros móviles multimedia, los MMS eran importantes aliados tanto a la hora de enviar fotos a nuestros seres queridos como para desarrollar campañas publicitarias por parte de grandes compañías, si bien el servicio de mensajería instantánea se ha visto reinventado por completo a lo largo de la última década gracias a diferentes aplicaciones como, por ejemplo, WhatsApp.

A fin de poder integrar todos los componentes del mismo, el MMS siempre se apoya en un lenguaje sincronizado multimedia, también conocido por el acrónimo SMIL (o Synchronize Multimedia Integration Language), similar al formato HTML empleado en la creación de páginas web. A su vez, los mensajes multimedia guardan diferentes similitudes con los correos electrónicos en lo que a contenido se refiere, dividiendo su mensaje en un Asunto, seguido del cuerpo del mensaje y enlaces a sitios web de interés en el caso de grandes campañas publicitarias.