Muchos han leído o escuchado esta palabra pero no todos conocen su significado. Considerado como un pilar básico de la informática, Java (nombre nacido del tipo de café que tomaban sus creadores) es un lenguaje de programación concebido a través de una plataforma comercializada en 1995 por la empresa Sun Microsystems.

Su objetivo, ante todo, nació bajo la intención de ser un lenguaje de programación sencillo que pudiera ser compatible con todos los sistemas operativos existentes. A partir de esta necesidad, Java se utiliza a fin de crear diferentes aplicaciones en varios dispositivos que permitan ejecutar este código en sistemas remotos de una forma seguro, siendo compatible tanto con móviles como ordenadores portátiles.

Por otra parte, también cabe mencionar la diferencia entre Java y JavaScript, ya que ambos comparten nombres similares. Dos términos totalmente diferentes, ya que Java incluye variable no modificables, al mismo tiempo que JavaScript es más flexible. En su caso, Java es un conocido como lenguaje compilado utilizado en un servidor, conectado con una base de datos y el conocido lenguaje “backend”, herramienta que interactúa con los usuarios.

Por último, la principal competencia de Java es el lenguaje PHP, de tipado más débil, es decir, más flexible y aplicado al sentido común a la hora de desarrollar una determinada tarea.