CPU es el acrónimo de Central Processing Unit (o Unidad Central de Procesamiento), un hardware ubicado dentro de un ordenador y otros muchos dispositivos de carácter programable. Este término no solo interpreta las diferentes instrucciones de un programa informático a través de operaciones básicas aritméticas o entrada y salida del sistema, sino que también permite sucumbir al conocido como multiprocesamiento. Este nombre, por otra parte, no debe confundirse con software, ya que este supone un concepto totalmente diferente.

El CPU solo puede existir a partir de los otros muchos componentes que conforman un ordenador, entre ellos la fuente de alimentación, la caja, la placa base, una memoria disco duro, tarjeta gráfica, ventiladores, etc. Tras añadir los monitores, ratones, impresoras y otros elementos más “externos”, el microprocesador CPU integra diferentes transmisores que permiten realizar los cálculos matemáticos encargados de leer números en binario, tanto unos como ceros.

Por último, no confundir con GPU, un mismo procesador que, por otra parte, está optimizado para atender grandes cantidades de datos, por lo que su propósito es mucho más específico.