Por fin. Hacía tiempo, mucho tiempo, que los 700 millones de usuarios de la aplicación de mensajería instantánea más popular en el mundo clamaban por una versión web de este programa. Pero el notición se ha quedado en buena noticia a medias? debido a las limitaciones que presenta la versión Web de Whatsapp (WW). Al entusiasmo inicial le ha sucedido una ristra de quejas y críticas. Y lo cierto es que ambos, defensores y detractores, tienen razón. Vamos a hacer un repaso al funcionamiento, virtudes y defectos de WW.

Para empezar, es necesario tener la última versión disponible de Whatsapp instalada en nuestro teléfono para poder disfrutar de la versión PC. Además, es imprescindible usar el navegador de Google, Chrome, y usar un dispositivo Android que debe estar encendido en todo momento y con la aplicación abierta. En esta aplicación del móvil encontraremos en el menú de ajustes la opción Web, que una vez seleccionada hará que se active la cámara de fotos. Enfocaremos con nuestro objetivo al código QR que aparecerá en la pantalla del ordenador. Tras escanearlo, habremos vinculado el ordenador al dispositivo Android y ya podremos empezar a utilizar WW. Si os fijáis, no hemos hecho referencia más que a Android y a Chrome porque ambos son requisitos imprescindibles, al menos de momento, para usar este servicio. Nada de Apple, Firefox o Explorer.

Continuando con las malas noticias, hay que advertir que no todas las opciones y funciones de la aplicación están presentes en la versión PC. Por ejemplo, no podemos personalizar el entorno gráfico del chat ni los sonidos de notificaciones, aunque sí podemos mandar textos, emoticones, archivos de sonido videos y fotos. El aspecto es más bien sobrio -hay quien lo llama limpio o minimalista-, aunque una ventaja inesperada es que podemos ver fotos y videos a un tamaño mucho mayor que el que permite el teléfono. Su funcionamiento es impecable y la llegada y transmisión de mensajes es instantánea, o al menos tan rápida como cuando usamos la aplicación. Lo cual podemos comprobar si miramos al teléfono al mismo tiempo que a la pantalla del ordenador, pues no olvidemos que están conectados. Y es que aquí radica otra de las grandes críticas que se están haciendo a este servicio: en vez de ser un programa que corra de manera independiente en nuestro ordenador, se trata más bien de una interfaz que reproduce el funcionamiento de la aplicación pero que depende en todo momento de si el teléfono la tiene abierta y está conectado a Internet.

Aplicaciones rivales como Telegram o Line ofrecen una experiencia más completa en el ordenador, con más funcionalidades y la misma eficiencia. Pero como siempre, la gran fuerrza de Whatsapp radica en su enorme número de usuarios. Por otro lado, no olvidemos que Facebook compró hace pocos meses esta empresa, y más de uno se pregunta por el grado de privacidad y seguridad que ofrece este servicio que ha sido puesto como ejemplo de vulnerabilidad en repetidas ocasiones. Desde WW insisten en que se trata de una versión en desarrollo que se irá perfeccionando próximamente y es de esperar, por tanto, que aprovechen la oportunidad para incluir opciones como buscar palabras en el historial de los chats, la posibilidad de enviar archivos de cualquier formato, guardar el log completo de una conversación en la memoria del ordenador, y por supuesto personalizar el entorno gráfico, fotos de contactos, avatar, fondos, etc. desde el PC.

Tal vez la principal ventaja que por ahora ofrece esta versión para PC de Whatsapp es la comodidad de poder escribir usando el teclado de nuestro ordenador en lugar de la pantalla táctil. Pero si como algunos vaticinan estamos ante un "fail" por todo lo alto, tal vez se trate de la oportunidad que esperaban otras aplicaciones para arrebatarle el trono al hasta ahora todopoderoso Whatsapp. El tiempo lo dirá, pero el tiempo pasa muy de prisa en este mundillo y seguro que muy pronto sabremos si ha sido un acierto o una oportunidad perdida. En especial, los usuarios de iOS podrían empezar a emigrar en masa a otros servicios, ya que desde Whatsapp han dejado muy claro que, ni a corto ni a medio plazo, será posible la implementación de este servicio para sus ordenadores.