La conmutación telefónica hace alusión a la interconexión de carácter manual o automática necesaria a la hora de establecer una comunicación entre dos aparatos telefónicos. De esta forma, los equipos de conmutación, a su vez componentes de las centrales eléctricas, aportan la lógica para el establecimiento de diferentes comunicaciones entre los diferentes abonados a cualquier servicio de telefonía, estableciendo un nodo de la red.

Entre las funciones de cualquier equipo de conmutación telefónica, encontramos los siguientes:

  • Identificación del abonado solicitante.
  • Análisis de la información de selección.
  • Transferencia de la información de selección.
  • Investigación del estado del abonado solicitante.
  • Información al abonado correspondiente.
  • Establecimiento de enlace
  • Supervisión de la conexión.


Por último, cabe mencionar que los equipos de conmutación telefónica nacen debido a la imposibilidad de establecer un elevado número de interconexiones punto por punto a la hora de realizar el transporte de tráfico.