Windows 10 tiene un sistema por el cual podemos arrancar el sistema operativo con opciones avanzadas, pensadas para cuando tenemos algún tipo de problema en el sistema.

Una de esas opciones es el modo seguro, que como su propio nombre indica, es una opción avanzada y segura para que arranque Windows y poder solventar diversos errores que pudiéramos sufrir.

¿Qué es exactamente el Modo Seguro?

El arranque en modo seguro de Windows 10 es una forma de limitar las funciones del software que tenemos instalado en el sistema según encendemos el ordenador, con el fin de limitar todos los errores posibles.

Solamente se van a habilitar determinados drivers que se consideran imprescindibles para que el sistema se encienda y para que el hardware funcione.

Este modo nos puede ayudar a identificar posibles problemas al iniciar el ordenador con respecto a la compatibilidad de algunos elementos de hardware, de ciertos programas o incluso con algún tipo de malware que pudiéramos tener en nuestro sistema operativo.

El Modo Seguro lo debemos utilizar en el momento en el que tenemos algún problema con Windows.

Es decir, cuando hay algún fallo que no conseguimos identificar y que no nos permite trabajar con el ordenador de manera normal.

Estos fallos pueden venir provocados por software que hemos instalado o por algún tipo de virus que se ha podido instaurar en nuestro sistema.

Pero este modo también nos puede servir para resolver problemas del propio arranque, puesto que muchas veces es excesivamente lento.

Si alguno de los drivers que tenemos en nuestro ordenador ha comenzado a dar problemas, el modo seguro es el ideal para que podamos arreglar esta situación.

En definitiva, este modo es el mejor para resolver muchas incidencias del sistema.

Opciones avanzadas Windows 10

También te puede interesar: Cómo evitar que Windows 10 se actualice en el peor momento

Cómo se arranca el modo seguro en Windows 10

Para entrar en el modo seguro debemos tener el ordenador apagado en un primer momento, o podemos elegir la opción de reiniciar si lo tenemos encendido.

Si vamos a optar por reiniciar el sistema, lo mejor que podemos hacer es seleccionar, en las opciones de apagado y encendido, la opción Reiniciar mientras pulsamos al mismo tiempo la tecla Mayus.

Esto nos permitirá acceder a las opciones avanzadas de arranque del sistema operativo.

Una vez que entramos en estas opciones avanzadas de Windows 10, debemos hacer clic en Solucionar problemas.

Entonces, de todo lo que nos sale en la pantalla, debemos pulsar sobre Configuración de inicio y seguidamente Reiniciar.

Cuando el ordenador se reinicia ya nos va a parecer la opción de arrancar Windows en Modo Seguro.

Otra manera para arrancar este modo es pulsando en Configuración, que es la rueda dentada que sale en la parte derecha del menú Inicio, o nos podemos servir de un atajo por teclado pulsando las teclas Windows + I.

Ahora entraremos en Recuperación, para seguidamente, en el apartado de Inicio avanzado pulsar en Reiniciar ahora.

Entonces seguiremos la misma ruta que en el caso anterior, es decir, Solucionar problemas, luego Opciones avanzadas, después Configuración de Inicio y, por último, Reiniciar.

Si el ordenador está apagado, debemos realizar unos pasos para forzar a que aparezca el Entorno de recuperación de Windows o WinRE.

Encendemos el ordenador y cuando dé señales de arrancar Windows, pulsamos el botón de encendido durante 10 segundos, lo que va a provocar que se apague.

Volvemos a hacer lo mismo una vez más, aunque cuando lo arranquemos otra vez se debería de iniciar el Entorno de recuperación del que te hemos hablado.

Ahora repetimos la ruta que hemos realizado las veces anteriores: Solucionar problemas > Opciones avanzadas > Configuración de inicio > Reiniciar.

Opciones avanzadas de arranque

Configuración de inicio

Ya te hemos contado que el modo seguro de Windows 10 nos puede ayudar a resolver muchos problemas, sobre todo al arrancar el sistema.

Pero también existen otros modos para otros tipos de problemas que deberías conocer, como son:

  • Modo de vídeo de baja resolución: Windows inicia con el controlador de vídeo que tiene normalmente, pero coloca la resolución y frecuencia de actualización en los mínimos posibles.
  • Modo depuración: los profesionales TI y administradores utilizan este modo para resolver problemas.
  • Registro de arranque: el sistema crea ntblog.txt para ir incluyendo todos los controladores que se lanzan en el inicio y así tenerlos todos muy claros.
  • Modo seguro con funciones de red: el mismo modo seguro del que hemos hablado hoy, pero con las funciones de red e Internet activas.
  • Modo seguro con símbolo de sistema: igual que el anterior, pero sin redes y abriendo el símbolo de sistema al arrancar.
  • Modo de restauración de servicios: se inicia el controlador que ejecuta Active Directory. Este es un modo exclusivamente creado para usuarios muy avanzados.
  • Última configuración válida: gracias a este modo, Windows se iniciará desde la última configuración que funciono sin problemas.
  • Deshabilitar el control de controladores firmados: se podrán instalar controladores con firmas incorrectas.
  • Deshabilitar el reinicio automático: esto va a impedir que Windows se reinicie si ocurre algún tipo de problema. No es una opción muy aconsejable si no eres un usuario experto.

En MÁSMÓVIL queríamos que supieras qué es y cómo se activa el Modo Seguro de Windows 10 por si necesitas utilizarlo. También te puedes informar de nuestras ofertas, llamándonos gratuitamente al 900 696 301 o consultando nuestra web.

Y tú, ¿has necesitado iniciar Windows en modo seguro?