Acrónimo de Short Message Service (o Sistema de Mensajes Cortos), el SMS es un servicio de los teléfonos móviles (desde aquellos más antiguos hasta los más modernos), el cual permite enviar mensajes cortos entre dos dispositivos, sometidos a una determinada tarifa en función de la compañía.

Nacido en 1985 e implementado en una red GSM en 1992, el SMS se convirtió en una fiebre entre teléfonos analógicos de finales de los 90 y, especialmente, en los primeros 2000.

Tras el auge de los smartphones y diferentes aplicaciones de mensajería como WhatsApp, Telegram o Facebook Menssenger, los SMS se han visto relegados a un segundo plano, pero aún conservan un as en la manga: los llamados SMS masivos.

Los SMS masivos componen una pieza angular en el mundo del telemarketing, ya que permite enviar una serie de mensajes cortos a un gran número de usuarios, lo cual supone una mayor penetración a nivel global y un índice de apertura generalmente alto.

Esta opción se convierte en la mejor alternativa a una aplicación como WhatsApp, la cual restringe actualmente el envío de mensajes masivos a un máximo de cinco personas.