Acrónimo de Personal Unlocking Key (o Clave Personal de Desbloqueo en español), es un código generalmente utilizado en diferentes sistemas de telefonía móvil basándose en tecnología GSM (o Sistema Global para las Comunicaciones Móviles). Este sistema de seguridad funciona como una contraseña formada por 8 dígitos que permiten desbloquear la tarjeta SIM del teléfono.

Normalmente, si el código de la tarjeta SIM (el llamado PIN, básico a la hora de acceder a cualquier dispositivo móvil) se bloquea, automáticamente se tiene que desbloquear el PUK. Si tras 10 intentos erróneos del PUK no marcas el dígito correcto, la tarjeta SIM se bloquea por completo, teniendo que acudir a un operador que facilite al consumidor una nueva tarjeta de similar estructura.