La intranet es una red corporativa que permite la conexión de diferentes participantes y, de esta forma, un amplio intercambio interno. A partir de la misma, nace la conocida como extranet. Esta red es también de carácter corporativo y comunica a usuarios internos y externos mediante subredes.

De esta forma, se permite un acceso que no tiene por qué estar vinculado a una ubicación concreta, permitiendo segmentar los accesos de la mencionada intranet a fin de que los usuarios accedan a aquellas áreas permitidas por los parámetros de la red privada.

A su vez, la extranet permite diferentes beneficios:

  • Intercambio electrónico de datos: También conocidos como EDI (Electronic Data Interchange), estos datos pueden enviarse a diferentes asociados a una empresa sin importar su localización y procesarlos sin necesidad de editarlos de forma manual.
  • Cooperación: La extranet facilita desde el primer momento la interacción a través de aplicaciones y softwares comunes, lo cual supone un paso de gigante en lo que a colaboración entre las empresas se refiere.
  • Comunicación e información: Se facilitan las novedades y noticias a los usuarios además de permitir un ecosistema colaborativo tanto para empleados de una red corporativa como diferentes empresas.