Año nuevo, cosas de segunda mano: 5 webs para comprar y vender

Si no soportas los chistes malos, empieza a leer este post en el segundo párrafo y sáltate este. ¿En qué se parecen los añonuevos de los pobres y los de los ricos? En que los ricos empiezan el año con consumismo y los pobres también: con su mismo móvil, con su mismo coche, con su mismo sueldo…

Es cierto que Internet puede ser la tienda más grande del mundo, pero eso no significa que sea simplemente un escaparate. Comprar –y vender- cosas de segunda mano a una clientela potencial inmensa es una de las mayores ventajas de la web. Si te interesa ahorrar unos euros o por ejemplo estás buscando antigüedades e incluso si estás pensando en deshacerte de unos cuantos trastos, deberías tener en cuenta estas páginas: seguro que encuentras lo que buscas. Ahora bien, recuerda ser prudente y no confiar demasiado en los chollos demasiado buenos para ser verdad (porque probablemente no lo sean), nunca envíes dinero por adelantado ni proporciones información personal o financiera a desconocidos. Empezamos el repaso.

Hubo un tiempo en que la edición en papel de Segundamano se colaba en los hogares de media España y se leía más que la prensa deportiva. Los tiempos cambian pero las necesidades permanecen, y ese entrañable periódico se convirtió en una magnífica página web llena de ofertas de todo tipo: desde alquileres y ventas inmobiliarias hasta coches para desguazar o muebles en liquidación, pasando por ropa de bebé o equipos informáticos de oficinas. Lo típico y previsible, pero muy bien organizado y casi siempre con fotos y la posibilidad de contactar instantáneamente con el vendedor. Además se pueden filtrar los resultados de particulares o profesionales. Lo mejor: su interface limpio y eficiente. Lo peor: los anuncios sin foto y algunos evidentes intentos de timo.

eBay es todo un clásico en este tipo de webs y probablemente englobe la red más amplia de tiendas online junto a Amazon. Esa es precisamente uno de sus puntos fuertes, la gran cantidad de establecimientos físicos que operan a través de esta web, ofreciendo a veces mejores precios o liquidaciones de stock. Otra de sus grandes ventajas es su veteranía, la posibilidad de pagar a través de monederos electrónicos como Paypal y, desde luego, el utilísimo sistema de valoraciones de vendedores. Es un modo casi infalible de detectar a los que no suelen cumplir su palabra o a aquellos vendedores problemáticos o incluso ficticios –que los hay. Una recomendación: explora los muchos filtros disponibles para, por ejemplo, seleccionar vendedores cercanos y así no pagar demasiados gastos de envío. Lo mejor: La confianza que da el sistema de valoraciones. Lo peor: La gran cantidad de opciones y filtros puede desorientar al principio.

Sin duda, estas webs son de lo mejor en cuanto a compra-venta online. Pero cuando se trata de aprovechar las ventajas y prestaciones de los smartphones para estos menesteres, hay que reconocer que Wallapop lo ha hecho muy bien. No en vano su número de usuarios sobrepasa el millón con creces. Se trata, más que de una web o portal, de una aplicación disponible para Android e iOS que como hemos dicho añade las ventajas de las redes sociales. Las transacciones se hacen entre usuarios registrados que habitualmente dan su nombre y ubicación reales, de manera que podemos, por ejemplo, usar el GPS de nuestro teléfono para localizar a los vendedores más cercanos a nuestra casa. Acordada la venta, comprador y vendedor pueden chatear con un programa propio de la app y, por supuesto, existe un sistema de valoración de vendedores que hace que nos sintamos confiados al iniciar una compra. Es genial.

Tal vez en el otro extremo de la innovación está Milanuncios. No tiene nada de malo: es gratis, fácil de manejar, cuenta con una comunidad de usuarios numerosísima… pero su diseño está bastante anticuado y no es precisamente un alarde de diseño. Sin embargo, funciona y funciona perfectamente. Incluso se diría que su estética clásica es lo que puede hacerla atractiva para muchos usuarios que, tal vez inconscientemente, la ven como un periódico de anuncios por palabras en vez de una plataforma de venta online (algo que para algunas personas aún tiene connotaciones “demasiado” modernas que les hace sentirse confundidos). Subrayamos la enorme cantidad de usuarios que postean sus anuncios en esta web, tal vez la más popular de nuestro país –y eso es crucial para este tipo de servicios.

Terminamos con una curiosidad que puede resultar muy útil en algunos casos. ¿Quién no conoce IKEA? Como no podía ser menos, esta conocida tienda sueca cuenta con detractores, aficionados, entusiastas… y fanáticos. Para ellos, o mejor dicho, para que puedas probar a convertirte en uno de ellos, está Pikeando. Es una comunidad de compra y venta de artículos IKEA donde se puede encontrar prácticamente todo el catálogo (el actual y el de temporadas pasadas) de esta cadena de tiendas, además de vídeos que enseñan cómo montar los muebles más complicados, anuncios de profesionales del transporte y montaje, fotos de usuarios que muestran orgullosos sus creaciones decorativas… Pero lo más importante es que sabemos concerteza qué artículo estamos comprando y cuál es su precio de mercado, ya que todo absolutamente tiene el sello IKEA.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las mencionadas cookies y la política de las mismas. Más información ACEPTAR

Aviso de cookies