9 motivos para dejar de usar Windows XP

Microsoft va a dejar de dar soporte a su viejo sistema operativo este próximo 8 de abril. Si eres de los que aún se resiste a instalar un sistema más moderno, debes saber que no eres el único, ni mucho menos: la propia Microsoft reconoce que el 19,2% de todos los ordenadores del mundo aún usa XP, que salió al mercado en 2001 (¡¡hace ya 13 años!!!). Es de hecho, el segundo sistema más extendido del mundo, sólo por detrás de Windows 8, con el 54,3%, según StatCounter.

A partir del 8 de abril, XP no desaparecerá por arte de magia de tu PC. Podrás seguir usándolo, aunque he aquí unas pocas razones para cambiar:

  1. No habrá más actualizaciones del Sistema Operativo. Es decir, adiós a los nuevos parches de seguridad.
  2. Tampoco actualizaciones de los programas instalados sobre el sistema operativo.
  3. Es más, ya no se desarrollarán nuevos programas compatibles para XP (muchos ya no lo son…)
  4. XP es más inseguro: no sólo por no disponer de próximos parches de seguridad, sino porque una plataforma  con trece años de antigüedad difícilmente puede estar a la altura de los hackers, siempre a la última, siempre buscando esa vulnerabilidad de la que nadie se ha dado cuenta… Microsoft asegura que XP es 5 veces más susceptible de ser infectado por virus y otro malware que Windows 8.1.
  5. Estar desactualizado sale caro. IDC estima que mantener XP a partir de abril costará a las empresas del orden de 300 euros al año, por cuestiones de seguridad y competitividad principalmente.
  6. A diferencia, por ejemplo, de Windows Vista, Windows 8.1 ha recibido buenas críticas. Además, sobre todo si no tienes un PC con pantalla táctil, permite implantar un escritorio similar al antiguo para que el cambio no te suponga más dolores de cabeza de los necesarios.
  7. Es el momento de probar las bondades de la nube. Además de concluir el soporte a Windows XP, Microsoft hará lo propio con Office 2007. Detrás de esto se coincide con el interés del propio Microsoft por potenciar Office 365, su suite de ofimática en la nube.
  8. Que el precio no sea una excusa. El mal llamado software libre ofrece alternativas gratuitas (un ordenador con Linux suele ser, además, más barato que uno con Windows). Microsoft ha tomado nota y, de hecho, ha puesto en marcha bastantes facilidades de pago, incluyendo el pago por uso para las ediciones cloud de sus programas. También puedes usar las soluciones de OneDrive (antes llamado SkyDrive, de Microsoft) o Google Docs, versiones más limitadas pero igualmente válidas… ¡y gratis!
  9. Si eres una pyme… piensa en la imagen que trasmites. Depende de cuál sea tu actividad, y de la imagen de modernidad y profesionalidad que necesites, el tipo de tecnología que uses deberá ser un factor a tener en cuenta. Seamos sinceros, tener en la oficina ordenadores con software antiguo (sobre todo si manejas datos personales de clientes) puede dar una imagen equivalente a usar un teléfono móvil de 2001.

¿Convencid@? Si es así, echa un vistazo a estos consejillos que da Microsoft para una fácil transición a Windows 8.1 y Office 365.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies