Durante los últimos años no han sido pocas las noticias y comentarios acerca de despliegues de redes 4G, teléfonos móviles multi-banda, canales de TDT que dejan de emitir, etc. En este contexto, es probable que hayáis leído u oído hablar sobre conceptos como el espectro radioeléctrico o las bandas de frecuencia. El objetivo de este post no pretende ser otro que tratar de explicar, de la manera más breve y sencilla posible, en qué consisten estos conceptos y cuáles son sus usos y características.

En el ámbito de las telecomunicaciones, el concepto de frecuencia se utiliza para medir el número de veces que se repite el ciclo de una onda por unidad de tiempo. La unidad estándar para medir la frecuencia es el Hertzio (Hz), que equivale a la inversa de un segundo. Por ejemplo, una señal cuyo ciclo se repite cada 0,5 segundos, tiene una frecuencia de 2 Hz. La frecuencia de una onda tiene una relación inversa con su longitud de onda, como se puede observar en la ilustración 1.

1

Ilustración 1. Relación entre frecuencia y longitud de onda

Las comunicaciones inalámbricas siguen básicamente el siguiente proceso

1.- El emisor transforma información en ondas de una frecuencia determinada para que viajen hasta el receptor sin perderse ni mezclarse con otra información.

2.- En el otro extremo de la comunicación, el receptor está preparado para recibir las ondas que llegan a la frecuencia determinada por el emisor y extraer de ellas la información original.

De esta manera, el conjunto de ondas electromagnéticas emitidas forma lo que comúnmente se conoce como "espectro radioeléctrico". El espectro es un bien limitado y escaso, como tantas veces se ha repetido. Su uso está regulado por el Gobierno: dictamina qué servicios se prestan en cada frecuencia, otorga concesiones temporales de algunas frecuencias a empresas privadas (comúnmente mediante subasta), y reserva otras para uso público y/o gubernamental.

2

Ilustración 2. El espectro radioeléctrico y algunos servicios de ejemplo

Los servicios de telefonía móvil que utilizamos actualmente en España ocupan bandas de frecuencia en torno a los 900, 1.800, 2.100 y 2.600 MHz. Los operadores de telecomunicaciones con red propia tienen "alquilado" el espectro sobre el que funcionan sus redes. A nivel nacional, la situación actual por operador, banda de frecuencias y tecnología es la que se resume en la ilustración 3.

3

Ilustración 3. Redes de telefonía móvil de ámbito nacional

 La banda de 800 MHz actualmente está ocupada por algunos canales de TV digital (TDT). A partir del 1 de enero de 2015 (dividendo digital) pasará a utilizarse para ofrecer servicios móviles 4G, por lo que todo parece indicar que algunos canales dejarán de emitirse. Estas frecuencias fueron las más cotizadas durante la última subasta de espectro entre los operadores debido sus características: las ondas de 800 MHz pueden atravesar obstáculos y penetrar mejor en el interior de los edificios que las frecuencias más altas. Por este motivo, y porque la regulación les obliga, los operadores que disponen de espectro en la banda de 800 MHz (Telefónica, Vodafone y Orange) aprovecharán esta banda de frecuencias para ampliar la cobertura de sus redes 4G en zonas suburbanas y rurales.

Confiamos en que esta información os haya sido de utilidad para entender un poco mejor el funcionamiento de la tecnología relacionada con el mundo de las telecomunicaciones.