El iPhone 4 fue el primer teléfono móvil en lucirla por deseo de Steve Jobs, siendo una de las grandes apuestas de Steve Jobs en su gama de productos. El origen del nombre “pantalla retina” cabe encontrarlo en la gran densidad de píxeles que contiene por pulgada (326 píxeles, para ser exactos). Teniendo en cuenta que el ser humano puede diferenciar una densidad de hasta 320 píxeles.

Entre las ventajas de la pantalla de retina encontramos una mayor resolución tanto en imágenes y textos como en otros muchos tipos de archivos. Y aunque, finalmente, muchos expertos llegaron a la conclusión de que la “pantalla retina” no era más que un invento de marketing de Apple, lo cierto es que existen diferentes características que diferencian a esta de otro tipo de pantallas en los diferentes matices de nitidez y, por ende, resolución.