Acrónimo de Near Field Comunication (o Comunicación de Campo Cercano), NFC es un tipo de tecnología inalámbrica de alta frecuencia que, a diferencia de otras y tal como indica su nombre, cuenta con un radio de transmisión más bajo.

De ahí que para poder utilizarla deba ser a una distancia de máximo 15 cm desde el dispositivo con el que se pretende establecer la comunicación, la cual es posible gracias a la creación de un campo electromagnético.

Ideal para validar identidades o verificar pagos, aquellos dispositivos con NFC Móvil suponen algunos de los más vendidos del momento, ya que permite utilizar sistemas de pago como Google Wallet o incluso tarjetas bancarias de Visa o Mastercard a través de lector NFC.

Por último, cabe diferenciar los dos tipos de estándar:

  • NFC Móvil: NFC de modo activo: En este caso, los dos dispositivos conectados están equipados con energía que permite a cada uno generar un campo electromagnético propio.
  • NFC de modo pasivo: A diferencia del anterior, este no tiene una fuente de energía propia, por lo que siempre necesitará un segundo dispositivo que genere ese campo electromagnético.