El concepto “cuarta generación” es un lenguaje de programación de cuarta generación (4GL) aplicado a ordenadores y teléfonos móvil el cual supone un avance sobre los conocidos como lenguajes de programación de tercera generación (3G) pero por detrás del también conocido 5G (o quinta generación).

Cada una de las generaciones del lenguaje de programación tiene como objetivo proporcionar un mayor nivel de abstracción de los detalles internos del hardware del ordenador, haciendo que el lenguaje sea más fácil de programar, potente y versátil.

Si bien la definición de 4GL ha cambiado con el tiempo, puede tipificarse operando más con grandes colecciones de información a la vez en lugar de centrarse solo en bits y bytes. Los idiomas que se dice que son 4GL pueden incluir soporte para la gestión de bases de datos, generación de informes, datos móviles, optimización matemática, desarrollo de GUI o desarrollo web.

En el caso de la cuarta generación, la potencia pude alcanzar hasta los 40 Gbps.