Cuidado con caminar mirando el móvil, te podría salir caro

¿Cuántas veces te has chocado por la calle por ir mirando el móvil? En Taiwan ir absorto en el smartphone mientras se camina comienza a ser un peligro para el tráfico y las autoridades han tenido que tomar parte del asunto: una multa de 7 euros si te pillan andando con el teléfono en la mano.

Un grupo de legisladores taiwaneses presentó la semana pasada una ley que incluía una multa de 10 dólares (unos 7 euros) para todo aquel que vaya andando sin prestar atención al tráfico. Según los autores de la ley, en Taiwan cada vez hay más ciudadanos adictos a su teléfono móvil, factor que unido al tráfico caótico y la reconocida peligrosidad de sus conductores, explicarían la imposición de las multas.

La noticia ha recorrido pronto medio mundo generando un posible debate, ¿debería prohibirse el uso del móvil mientras se camina al igual que se ha prohibido en los coches? Las voces más positivas aseguran que lo común no es ir absorto en el smartphone, pero algunas pruebas demuestran lo contrario.

De hecho, algunos medios de comunicación taiwaneses han querido recordar que hace dos meses una mujer fue atropellada por un taxi mientras cruzaba la calle mirando al móvil.

¿Qué pasará con las Google Glass?

Desde hace relativamente poco tiempo la tecnología es un complemento más a la hora de elegir vestuario. Relojes, pulseras y ahora también las conocidas Google Glass. Ir rodeados de máquinas inteligentes puede ser muy beneficioso, pero la polémica está servida.

Las gafas de Google permiten utilizar el smartphone pronunciando determinadas órdenes y sin prácticamente utilizar las manos. Para algunos es una evolución más que permite al usuario una mayor comodidad y que facilitará el día a día. Pero las voces en contra aseguran que se trata de un peligro. En Reino Unido, por ejemplo, mucho antes de que salieran a la venta (aunque haya sido de forma limitada) prohibieron su uso a la hora de conducir.

Precisamente por esto es por lo que multaron a la norteamericana Cecilia Abadie en octubre de 2013 mientras conducía por California. La policía detuvo a la mujer por exceso de velocidad, pero al darse cuenta de que llevaba las gafas de Google, le aplicó una multa extra. Pocos meses después la multa fue retirada al no poder demostrar que llevaba las gafas encendidas. Pese a que en casi 40 estados de EE.UU. está prohibido el uso de pantallas que puedan distraer al conductor, algunos como Illinois, Delaware, Nueva Jersey y Virginia Occidental han impuesto prohibiciones específicas para pantallas que se lleven en la cabeza (por si las Glass pudiesen entrar dentro de algún vacío legal)

Sin duda, el uso de la tecnología en cada una de nuestras actividades diarias es un avance y un beneficio para muchas personas, pero los riesgos que puede acarrear y la dependencia en la que se puede caer, es un problema que comienza a hacerse más que evidente.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las mencionadas cookies y la política de las mismas. Más información ACEPTAR

Aviso de cookies