Consejos para comprar un móvil de segunda mano

Llega el verano y todos queremos sacar las mejores fotografías para poder subirlas a nuestras redes sociales y presumir de ellas. Pero eso no es todo, también queremos que nuestro móvil además de tener una buena cámara, cuente con un buen sonido para escuchar música y con una pantalla grande para disfrutar de los mejores vídeos. Por eso, hoy te traemos algunos consejos por si estás pensando comprarte un móvil de segunda mano.


Pautas para comprar un móvil de segunda mano

A pesar de que la tecnología presenta el síntoma de la obsolescencia programada, los teléfonos móviles pueden durar varios años si no sufren ningún accidente grave, pero a todos nos gusta contar con el último modelo. Así, hemos visto como en España, según el Informe Mobile en España y en el Mundo de 2016 de Ditrendia, un 80% de los ciudadanos contaba con un smartphone, la cifra más alta de toda Europa, lo que ha producido un claro aumento de los precios en los últimos años.

moviles de segunda mano

Pero no todas las personas pueden permitirse gastarse casi 1.000 euros en los nuevos smartphones que salen al mercado por ello te daremos unos consejos a tener en cuenta si estás pensando en adquirir un móvil de segunda mano.

Las gangas rara vez existen

Lo primero que debes tener claro es si quieres comprarlo a través de una tienda o mediante un particular. En el caso de decantarte por la tienda tendrás algo que el particular no os dará en la gran mayoría de las ocasiones: una garantía, ya que se harán responsables si le ocurre algo al terminal. Pero, por el contrario, este hecho puede significar un aumento del precio de compra.


Si optáis por un particular a través de foros o de aplicaciones conviene revisar su perfil para ver si es de confianza, como cuánto tiempo lleva en el foro, si publica ventas muy a menudo o las opiniones que recibe de otros usuarios. Tras esto deberéis pedirle fotografías y vídeos del terminal desde todos los ángulos posibles. Intentad obtener el máximo de información sobre él, como la versión del sistema operativo o de su procesador, saber si el terminal es libre o qué elementos trae en la caja de serie para no llevarse sustos.


Las gangas rara vez existen, por lo que no encontraremos un iPhone 7 o un Samsung  Galaxy S8 por 200 euros. En estos casos conviene desconfiar, por lo que deberías charlar con el vendedor, comprobar si es atento y educado. Si no lo es, desconfía de nuevo.


Si ya tenemos a la persona a la que le queremos comprar el móvil, lo primero sería concertar la entrega en mano. Si es de la misma ciudad, mejor quedar en persona y es recomendable quedar en sitios públicos, como parques, centros comerciales o similares.

También te puede interesar: “Las mejores marcas de móviles chinas”

 

Evita los pagos por adelantado

Si lo tienes claro y te has decidido por esta opción, mantén la calma. Comprueba que el móvil tenga las mismas características expuestas en un principio: si te habían dicho que tenía un arañazo, que solo sea eso y no media pantalla rota. Además, si conserva la factura de la compra te garantiza un plus de confianza ya que eso demostraría que no ha sido robado. No obstante, si no dispone de ella, en algunos smartphones como los iPhone, hasta este mismo año se podía comprobar a través de su aplicación “Find my Phone” si el dispositivo era robado o no, y así evitar encontrarte más tarde con un pisapapeles en tu bolsillo tras ser bloqueado a posteriori. Pero para evitar que alguien se pueda lucrar con nuestro móvil lo mejor es denunciarlo a las autoridades. Y tanto en iOS como en los demás sistemas operativos, debemos comprobar el IMEI, un código que encontraremos en la caja y en el propio dispositivo. A su vez, si introducimos *#06# nos aparecerá el código sin tener que probar con nuestra tarjeta SIM. Podemos introducir el número en la página web de International Numbering Plans para comprobar sus datos técnicos y observar que no nos aparezca un dispositivo Samsung en lugar de un Sony, por ejemplo.

Otro aspecto a tener en cuenta son los daños externos. Lo normal en la mayoría de los smartphones es que pueda tener algún rasguño debido a las caídas. Pero que se quede en eso, en pequeños arañazos. Por eso conviene que compruebes los botones del volumen, de bloqueo y, si lo tiene, el lector de huellas. Además, muchos de los terminales actuales cuentan con protección contra el polvo, las salpicaduras y contra el agua. Pero hay que distinguir bien entre ellos, dado que no es lo mismo resistir las salpicaduras de la lluvia que sumergir el teléfono en una piscina. Por lo que debes revisar tanto el puerto de carga, así como el jack de los auriculares.


Para formalizar la compra tienes varios métodos de pago, por ello evita los pagos por adelantado. Aunque si te lo exigen, ten constancia de ello mediante transferencias bancarias, envío contra reembolso o por Paypal. Estos tienen la ventaja de que al receptor le llega el envío del pago y tiene la seguridad de poder recuperarlo en caso de estafa.


Sea cuál sea tu smartphone, si lo has comprado nuevo o de segunda mano, ¡equípalo con la mejor tarifa móvil! Llama gratis al 900 696 981 o entra en la web y te informaremos.

 

Y tú, ¿te has planteado ya cuál será tu próximo móvil de segunda mano?

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies