Google y sus coches piden paso

Tal vez no esté lejano el día en que, mientras conducimos, veamos que alguno de los coches a nuestro alrededor no lleva conductor… humano. Tal vez recordéis aquel sketch de Mister Bean en el que el inefable hombrecillo británico llegaba tarde al trabajo y se vestía y aseaba al mismo tiempo que conducía su Mini. Si los esfuerzos de Google y muchos otros fabricantes se concretan, algún día todos podremos hacer lo mismo pero sin riesgo para nosotros ni para el resto de conductores. Perdón, de pasajeros de coches conducidos por un ordenador.

Escena pelicula mr Bean con su coche

Los coches sin conductor de Google ya circulan

Las buenas noticias: hace seis años que los coches sin conductor de Google circulan por las carreteras de California. Y han recorrido nada menos que 2.700.000 kilómetros. Las malas noticias: han tenido seis accidentes, de los cuales no sabemos si han sido culpables o víctimas, aunque en todos los casos se ha tratado de incidentes leves y sin heridos. Conclusión: la tecnología empleada en este caso ha dado un resultado fantástico. ¿Tal vez necesite mejorar en su capacidad de previsión del comportamiento humano? Por supuesto, parece claro que los vehículos conducidos por un ordenador respetan las normas y límites de velocidad, distancia, etc. Así que debemos pensar que es el resto del mundo lo que no es “perfecto”.

Lejos de ser una locura experimental de los ingenieros de Mountain View, los vehículos conducidos por un cerebro electrónico cuentan con varias empresas dedicadas a desarrollar este nuevo tipo de transporte. Recientemente hemos podido ver en las noticias nada menos que un tráiler de 18 ruedas que circulaba de esta forma por el estado norteamericano de Colorado (único territorio que hasta ahora ha regulado legalmente el uso de estos ingenios). En un tiempo en el que la eficiencia energética y las ayudas a la conducción de los coches parecen haber tocado techo, es fácil intuir que el futuro pasa por los coches eléctricos y sin conductor.

coche sin conductor por dentro

Peligros fuera de la carretera

Pero aunque resulten extremadamente seguros en cuanto a su manera de circular, estos vehículos tienen algunos serios defectos que pueden impedir su éxito. Para empezar y al igual que cualquier otro dispositivo electrónico conectado a Internet, son vulnerables a virus, hackers y demás. Un informe elaborado por la oficina de un senador estadounidense llegó a la conclusión de que la información recogida por los coches de este tipo y sus vulnerabilidades informáticas pueden reproducir las pesadillas que actualmente acechan a cualquier usuario de Internet: ciber ataques, robos de información y eventual pérdida de control sobre el vehículo o nuestros datos…

En cualquier caso, parece imparable que las cosas avancen en esta direcció, y de hecho ya es posible comprar en nuestro país vehículos que hacen un uso intensivo de la tecnología móvil, transfiriendo algunas facetas de la conducción a aplicaciones que podemos controlar desde, por ejemplo, el móvil. Según los expertos, el siguiente paso serán los coches con conducción semi autónoma, que se conectarán a Internet para comprobar el tráfico, las rutas, el tiempo, y por supuesto conducir casi por sí mismos. A continuación se supone que llegarán coches como los de Google, que lo hacen todo solitos.

Marcas que apuestan por los coches sin conductor

Hay que puntualizar que cuando hablamos de coches conducidos por un ordenador nos podemos referir a conceptos muy diferentes. Por su parte, Google parece apostar, al menos por ahora, por un microcohe para dos pasajeros que irán sentados a la manera tradicional y que incluso contarán con volante y pedales “por si acaso”. Su velocidad no pasará de los 40 km/h. Mercedes, en cambio, aboga por un verdadero salón con ruedas cuyo interior es tan futurista como el propio concepto de coche sin conductor. Su nombre es F015 y no fue presentado en ningún salón del automóvil, sino en la feria electrónica CES. Tesla, la compañía que parece sacada de un cómic de superhéroes y dirigida por el visionario Elon Musk, piensa más bien en algo intermedio: un coche eléctrico conducido por un cerebro electrónico, pero bastante similar en esencia a los que ya conocemos.

En cualquier caso, parece cuestión de tiempo que en las carreteras empiecen a verse este tipo de vehículos. Tal vez entonces podremos echar un último sueñecito al ir a trabajar mientras nos conducen.

¿Qué te parecen los coches sin conductor? ¿Echaremos de menos conducir de forma “manual”?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR