¿A quién no le gusta irse gratis de vacaciones?

De los creadores de ‘voy para el centro, a ver a quién le pilla de paso y me acerca’ llega ‘me quiero ir de vacaciones y no pagar por el apartamento’. Algunos dirán, ¡vaya jeta! Pues no (o no necesariamente). No es jeta, son los nuevos tiempos. Los tiempos de la economía colaborativa, donde el trueque vuelve a estar a la orden del día.playa paradisiaca

En un post anterior ya hablamos de Obsso, una plataforma de intercambio de artículos. Pues también existen plataformas para intercambiar casa. Si buscas ‘intercambio de casas’ en Google aparecen rápidamente un buen puñado de ellas, como la francesa Guest to Guest, Intercambiocasas.com, que pertenece a Homeexchange.com y tiene más de 65.000 viviendas registradas en todo el mundo, o Homeforhome.com, que pertenece al Grupo Intercom y es probablemente la que mayor oferta tiene dentro de España, con casi 18.000 casas registradas en nuestro país.

Las hay para familias, como Knok, y hasta para artistas y gente del mundo del diseño y la belleza, como Behomm.

Pero en lo que difieren estas plataformas es en los detalles. En NightSwapping, por ejemplo, el viajero paga cada vez 9,90 euros en concepto de gastos de gestión. Cada vez que acoges a inquilinos en tu casa (ya sea la casa completa o una habitación) acumulas puntos, canjeables después por noches en las viviendas de otros. No “cuesta” los mismos puntos una casa que otra: depende de lo grande que sea, lo bien ubicada que esté, etc.

Trapolinn tampoco es exactamente gratis. A diferencia del ejemplo anterior, en esta web te dan a escoger entre dos opciones: pagar, aunque a un precio bastante barato, o canjear noches por puntos.

En España todo esto del intercambio gratuito o semigratuito de casas está aún en pañales. Países como Francia y Alemania han estado siempre por delante en todo lo que tiene que ver con los alquileres vacacionales, que eran ya una práctica muy común antes de que apareciera Airbnb. Aun así, no se debe minusvalorar el movimiento: 18.000 casas registradas en Homeforhome.com son una cifra nada desdeñable.

Homeforhome.com es digna de, al menos, una visita. No es precisamente la web más atractiva que hayáis visto, ni le hace falta porque hace su función a la perfección. Intercambios de larga duración, para familias, para estudiantes en prácticas, para jubilados… Aquí no hay dinero de por medio. La buena fe y la confianza con la única regla.

¿Es legal?

Homeforhome responde: “Al no producirse ninguna transacción de carácter monetario, el intercambio no se puede interpretar como un sub-alquiler. Es como si invitara a unos amigos a su casa, lo que cualquier inquilino tiene derecho a hacer”.

¿Te puedes fiar?

IntercambioCasas.com lo explica: “Nuestra comunidad de intercambio de casas se basa en la honestidad, la confianza y el compromiso. Animamos a todos los socios a que participen activamente en la seguridad. Para contribuir a una red más segura, cada uno puede escribir un comentario sobre los intercambios realizados, verificar sus cuentas, crear ofertas de casas y páginas del perfil de miembro detalladas, y utilizar los acuerdos de intercambio”.

¿Sólo eso? Bueno, si te quedas más tranquil@, puedes acompañar la confianza de algún que otro papel legal. En Homeforhome.com puedes descargarte un contrato estándar. Y Knok, que funciona por suscripción, incluye un seguro en el precio. ¡Por si las moscas!

¿Ya has pensando adónde irás de vacaciones este verano?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies