Probablemente, tu primera reacción al leer el título de este post haya sido pensar "¿Solo diez años?" Y es que parece que Youtube siempre ha estado ahí. Y en la corta pero intensa historia de esta plataforma de difusión de vídeos, la palabra "millones" se repite una y otra vez. Incluso los millones parecen quedarse cortos al repasar las estadísticas de este servicio que hoy día nos resulta tan familiar como el propio Google: se calcula que hay más de 1.000 millones de usuarios registrados en Youtube. Cada día, los usuarios de la "tele de Internet" ven más de cien millones de horas de vídeos y cada minuto se suben 300 horas más de contenido. La mitad de estos números se refieren a plataformas móviles, y además de convertirse en millonarios, los autores de vídeos más populares son más famosos que las estrellas de Hollywwod. Bienvenidos al increíble mundo de Youtube.

Logo youtube

Todo empezó en el zoo

El 23 de abril de 2005, un tal Jawed Karim, cofundador de Youtube, subía el primer vídeo en la historia de esta página tras su visita al zoo. Menos de 20 segundos y una cara de póker que difícilmente auguraban el éxito que vendría después. Karim y los otros dos cofundadores, Chad Hurley y Steve Chen, se habían conocido mientras trabajaban en PayPal, y curiosamente, lo que motivó a Karim a a pensar en una plataforma de difusión de vídeos fue que no pudo ver la actuación de Janet Jackson en la Super Bowl en la que la hermana de Michael Jackson sufrió un desliz con su vestuario. Karim no encontró  el vídeo en cuestión y tuvo la ocurrencia de crear Youtube. En fin, Facebook también nació como consecuencia de una revancha sentimental de Mark Zuckerberg contra una chica que no le hacía caso...

El resto, como se suele decir, es historia. Una historia que tiene sus héroes y villanos. El héroe podría ser un simpático y saltarín cantante pop oriental que con su "Gangman Style" rompió el contador de visitas al sobrepasar los 2.000 millones de reproducciones -es aún el vídeo más visto hasta la fecha-, y el villano bien podría ser Justin Bieber, con su récord de comentarios negativos (camino de cinco millones en el videclip "Baby"). Casi desde el momento de su lanzamiento, no han parado de crecer las posibilidades que Youtube ha explorado y puesto en práctica. Desde debates políticos transmitidos en directo hasta alquiler de películas, pasando por colecciones documentales de incalculable valor puestas a disposición de todo el mundo, este canal de canales se ha ido convirtiendo poco a poco en un repositorio de vídeos que casi equivale a un resumen de la sociedad actual, con su recopilaciones de gatitos bailarines y sus macabras grabaciones de actos terroristas. Todo cabe en Youtube.

No es personal. Son solo negocios. Bueno, y personal también...

Se ha hablado hasta la saciedad de cuántos seguidores o visionados hay que tener para poder vivir de Youtube, de cómo captar espectadores o de si es o no justo que algunos vídeos un tanto absurdos o intrascendentes capten la atención de millones de personas mientras que otros queden sepultados en el olvido. La realidad es que una tercera parte de los vídeos acumula el 90% de los visionados y que sí, hay gente que vive de Youtube y vive muy bien. Paradógicamente, si Youtube fuese una empresa independiente probablemente habría desaparecido hace tiempo, ya que su rentabilidad es más que cuestionable, al menos hasta ahora. Programas piloto como la introducción de una cuota mensual para saltarse la publicidad están todavía siendo probados, pero nadie duda de que Google jamás se ha arrepentido de haber creado el mayor escaparate audiovisual de la historia.

Actualmente Youtube es la tercera web más visitada tras Google y Facebook y es conocido el dato de que en el año 2007 usó el mismo ancho de banda que todo internet en el año 2000. La inmensa mayoría de los vídeos más vistos (¿o escuchados?) son vídeos musicales, pero hay tendencias que están ganando protagonismo, como los "gameplays" de jugones o los videoblogs personales. También hay muchos canales con streaming en directo y seguramente veremos muchísimas maneras nuevas de aprovechar todo el potencial de este servicio en un futuro próximo. Al fin y al cabo, diez años no son nada y a pesar de todos los millones y miles de millones que llenan las cifras de Youtube, su mejor baza es que hasta ahora ha sabido adaptarse e innovar para seguir en la cima.

Y tú, ¿recuerdas cómo era internet antes de Youtube?