Los niños de hoy ya reciben nociones en el colegio de nuevas tecnologías, robótica y programación. En un futuro no muy lejano, no sólo las empresas tecnológicas, sino todas, exigirán este tipo de conocimientos. Y los no tan niños, ¿nos estamos quedando atrás?

Esta semana se celebra en Madrid la tercera edición de Spain Startup, un evento que reúne a start-ups tecnológicas, inversores, grandes empresas y, en general, a todo aquel interesado en esto que algunos llaman el "ecosistema emprendedor" español. A la inauguración asistió Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea y hasta ahora comisaria de Agenda Digital. Desde luego Kroes no es una 'Millenial' (así denominan ahora a los nacidos a partir del año 1980), pero fue tan realista como directa: "Es inconcebible un paro juvenil del 60%, y más aún cuando hay 700.000 puestos de trabajo vacantes en Europa, en puestos de la economía digital".

En estos 700.000 puestos libres se incluyen labores de tipo técnico, como desarrollador Java o diseñador web, pero también otras de tipo comercial y marketiniano como el digital strategist y el community manager.

Esto avanza tan rápido que ni siquiera las empresas tienen muy claro qué habilidades deberían poseer las personas que contraten para estas posiciones. ¿Un científico de datos debe ser un licenciado en Matemáticas o vale también alguien de Empresariales? ¿El growth hacker debe saber programar o basta con que conozca los fundamentos?

En verdad, muchas compañías no tienen claro ni cómo denominar estos cargos. La asociación aDigital, de la que son socios la mayoría de empresas con negocios en Internet en España, ha creado un documento con una explicación sobre el nombre, las características y los conocimientos que deben tener las 25 principales profesiones en el mundo digital.

El 70% de los bebés que hoy van a la guardería trabajarán en puestos que ni siquiera existen aún. Al mismo tiempo, nunca hemos tenido tan fácil el acceso a los conocimientos: la cantidad de información disponible en la Red se duplica cada dos años, e Internet está plagado de contenidos formativos gratuitos y de calidad.

Los cientos de cursos Mooc disponibles en portales como Coursera o edX son sólo una pequeña muestra. Y en esta página web, por ejemplo, encontrarás una buena selección de herramientas gratuitas para que los niños (o tú mismo, si te lo propones), aprendas las bases de programación.

Neelie Kroes lo tiene claro: el profesional del futuro debe saber programar. Mientras en España aún se habla de la necesidad de reforzar el inglés en los planes de estudio, en Europa hay miles de empleos esperando a personas que los ocupen.