Una vez más, nuestra conocida aplicación de mensajería y envío de imágenes, vídeos y ficheros en general es noticia.

Esta semana la aplicación que gestiona la segunda red social más grande ha sido comprada por la primera red social en tamaño.

Sí, Facebook ha comprado a WhatsApp a pesar de tener su propio servicio de mensajes (Facebook Messenger) y un tamaño significativamente mayor (1.200 Millones de Usuarios).

Este es un claro ejemplo de que si pones en el mercado una aplicación que ofrece un claro valor, tus usuarios no sólo la utilizarán sino que, además, la difundirán. No nos olvidemos que las ventajas y funcionalidades de WhastApp fueron transmitidas en la forma más antigua de transmisión, el "boca a boca".

Pero la forma en la que se promocionó no es el único punto destacable en el crecimiento explosivo de WhatsApp.

En cada paso que dio, desde su origen hasta ahora, su venta, nos dio una muestra de que los valores para el éxito de una Empresa no han cambiado significativamente.

En primer lugar, se apoya en una buena y sencilla idea, como crear un sistema de mensajería instantánea para móviles materializada en forma rápida y silenciosa. No supimos de su existencia hasta que ya era una aplicación suficientemente probada.

Ello se complementa con un plan de negocio simple, evitando grandes costes de publicidad,  de infraestructuras y de expansión entre otros. Tiene un equipo de 55 personas, casi todos participando en los resultados de la Empresa.

Y hasta la ahora de su venta, sin grandes filtraciones. No se publicó casi nada o, dicho de otra forma, hubo muy pocas "noticias" sobre el acercamiento entre Facebook y WhatsApp anteriores a la firma de su acuerdo.

En la actualidad, WhatsApp tiene 450 millones de usuarios activos mensuales y mantiene un crecimiento significativo. Alrededor del 70% de sus usuarios son activos a diario y generan una cantidad de mensajes comparable con la de nuestros "viejos" y queridos SMS

WhatsApp mantendrá su marca y continuará funcionando de manera independiente bajo la dirección de su cofundador, Jan Koum (un ex de Yahoo), quien pasará a formar parte del consejo de administración de Facebook.

WhatsApp también mantendrá su objetivo y plan para llegar a los 1.000 millones de usuarios.

Por su parte Facebook se verá beneficiada por la significativa penetración que tiene WhatsApp en mercados como Europa, Rusia y China, además del acceso a la tecnología y conocimientos desarrollados.

La operación se cifra en:

  • 4.000 millones de dólares en efectivo,
  • 12.000 millones en acciones por parte de Facebook,
  • y otros 3.000 millones en acciones restringidas a pagar a los fundadores y empleados de WhatsApp, que vencerán al cabo de cuatro años desde la formalización de la compra.

Tony Ramos de la Torre