Dicen que el síndrome de la desconexión es ya casi tan grave como el post vacacional

-si no lo es más-. Hay muy pocas personas que sean capaces de mantener una reunión de amigos, una cena o cualquier otro evento sin sacar el móvil para consultarlo, sacar una fotografía o enviar un mensaje.

Se ha inventado casi de todo: Apps que permiten bloquear las comunicaciones por un tiempo determinado, libros de autoayuda, hoteles que ofrecen ¡como ventaja! el ayuno tecnológico.

Tampoco falta quien ha llegado a pedir a sus amigos que cambien las contraseñas de sus redes sociales o han hecho apuestas a ver quien aguanta más tiempo sin mirar su terminal? para luego ir al baño con alguna excusa a mirarlo a escondidas :-O

Hasta ahora, existía otro método, menos comercial pero no menos efectivo para evitar que durante las vacaciones nuestros terminales móviles nos dieran poco menos que alergia: los precios de las tarifas de roaming.

Ya el año pasado, en el mes de julio se modificaron los precios del roaming en Europa, y de nuevo este año, los afortunados que van a tomarse unas vacaciones en los países de la Unión Europea van a poder evitarse más de un susto que, unido al síndrome post vacacional puede causar estragos a su vuelta.

En MÁSMÓVIL, se ha vuelto a dar un paso más para ayudar a que la factura no se resienta: los clientes de esta compañía podrán disfrutar de un importante ahorro cuando viajen por Europa. Su Servicio Europa Precio Reducido, les permite, por solo 2,5? al mes (que solo pagan si usan este servicio) pagar un 50% menos en navegación por Internet y un 47% menos en sus llamadas.

Ahora, si decides hacer "ayuno tecnológico" que no sea por el precio ;)