Muchas superproducciones cinematográficas alardean de elevados presupuestos, de efectos especiales nunca vistos y de despliegues logísticos impresionantes. Pero, ¿que son los años de preproducción de cualquier película comparados con el tiempo que han tardado en formarse los escenarios naturales donde se han rodado algunas joyas del cine? A veces el paisaje o el lugar donde transcurre una historia tienen tanto protagonismo como los actores. Y además, por ellos no suelen pasar los años?

Lo más cerca que podemos estar de revivir nuestras películas favoritas siendo nosotros mismos los protagonistas es visitando aquellos lugares donde se rodaron. Y ya que estamos en época de vacaciones, por qué no unir dos placeres, el cine y los viajes, y visitar alguno de esos escenarios.

Puede que el nombre de Tozeur no te diga nada. Pero seguro que si lo oye George Lucas se le ponen los pelos de punta. Se trata de un enclave en Túnez donde, a finales de los años 70, estaba previsto rodar Star Wars. El día anterior al comienzo del rodaje una tormenta de arena bestial arrasó los decorados y estuvo a punto de abortar una de las sagas más famosas del cine. En ese país, en Túnez, se han rodado gran parte de las escenas más exóticas de La Guerra de las Galaxias: Djerba, Medenine, Nefta y Matmata son lugares cuyos nombres encajan a la perfección con el evocador y mágico universo de estas películas.

Otra saga legendaria llena de paisajes que nos dejan sin aliento es El Señor de los Anillos. Pero si quieres visitar sus escenarios naturales tendrás que ir bastante lejos: a Nueva Zelanda. Allí nació el director de todos los filmes, Peter Jackson, pero resulat difícil acusarle de chauvinismo viendo lo maravillosos que son los escenarios naturales que se muestran en las películas. No en vano llaman a este país la Suiza del hemisferio sur. ¡Pero es que además de montañas ellos tienen costa!

Lawrence de Arabia es una de esas películas que siempre se ponen de ejemplo como clásico del cine con localizaciones espectaculares. Y aunque muchos lo sepan, no está de más recordar que algunas de esas localizaciones están en nuestro país: en Sevilla y Almería concretamente. Uno de los desfiles de beduinos tuvo lugar en esta última ciudad y algunos lugareños pensaban que se trataba de una invasión marroquí.

Los fanáticos de las series también tienen buenas excusas para viajar en busca de lugares míticos donde se han escenificado sus historias favoritas. Por ejemplo, Juego de Tronos, una de las series más aclamadas de los últimos tiempos, se ha paseado por Malta, Croacia, Irlanda e Islandia, y es allí donde hemos visto a los Stark, Lannister y demás clanes guerrear y traicionarse mutuamente.

Volvemos a casa para hablar de la que quizás fue la mayor superproducción de Hollywood en la década de los 60: Doctor Zhivago. Curiosamente, gran parte de su metraje fue rodada entre Madrid y Soria. En la estación de trenes de las Delicias de Madrid tuvieron lugar algunas de las escenas más recordadas de este filme, mientras que un Moscú de pacotilla ?pero de dimensiones grandiosas- fue construido en los alrededores del cementerio de Canillas. Para los realmente interesados en el tema, la edición en DVD detalla mucho más esta información y ofrece una oportunidad para revisar esta formidable obra maestra.