Internet, no es tan diferente a una transitada calle de Madrid o Barcelona llena de tiendas. Las probabilidades de sufrir un atraco no son elevadas, pero no por ello se debe bajar la guardia. Estas son las siete reglas de oro del e-commerce seguro.

Consejos para comprar de forma segura en Internet

Comparar precios

Es más fácil que nunca. Internet está plagado de buscadores generalistas como Google, y verticales, como Trivago. También hay comparadores de precios como Ciao! o Kelkoo, tiendas online y plataformas de cupones descuento. No te precipites y comprueba que la cantidad que estás a punto de desembolsar está en línea con los precios del mercado. En Internet es fácil ahorrar algo de dinero, pero desconfía de las gangas, sobre todo si no estás seguro de la procedencia del artículo o del vendedor.

Asegurarse de que la tienda es de fiar

Confía en tu instinto y comprueba que escribes correctamente la dirección web. Puedes buscar información sobre la empresa en apartados que habitualmente se encuentran en la parte inferior de la página como "¿quiénes somos?" o "política de privacidad".

Protege tus datos bancarios

Procura que nadie más conozca tus datos bancarios. Especialmente si tienes un ordenador Windows o de una tableta Android, aunque también si tu equipo es un MAC, puedes protegerte de miradas indiscretas con un buen software de seguridad informática. El coste medio de un antivirus que integre funciones de antispam y firewall es de 30-35 euros al año.

consejos para comprar por Internet | proteger los datos bancarios en Internet

En la medida de lo posible, evita introducir datos bancarios en equipos públicos. Los ordenadores de algunos cibercafés no cuentan con la protección adecuada y están plagados de malware como troyanos.

Certificados de seguridad SSL

Las páginas web seguras se distinguen por rasgos como que la URL empiece por https:// o que en la barra de navegación se encuentre el dibujo de un pequeño candado. Estos son síntomas de que la web cuenta con protocolos SSL, es decir, que todos los datos personales son encriptados, haciendo ?casi- imposible que terceros puedan acceder a ellos. Los protocolos SSL no suelen aparecer en la web de inicio o home de un portal, sino en la web donde el usuario tiene que rellenar formularios con sus datos. También es una buena señal que la web incluya el sello de Confianza Online, una etiqueta promovida por la asociación aDigital y Red.es (Ministerio de Industia).

Contraseñas

Establece contraseñas diferentes y cámbialas de vez en cuando. Piensa en que si un hacker roba tus datos de Gmail, Windows Live o PlayStation, por ejemplo, es muy probable que con esa misma clave pueda acceder a tu banco online. Fabricantes como Kaspersky venden soluciones para gestionar las distintas contraseñas que tiene un usuario.

Comprueba tu cuenta bancaria

Por último, y esto puede aplicarse también al entorno offline, comprueba los movimientos en tu cuenta bancaria de forma periódica y no dudes en consultar a tu entidad acerca de cualquier gasto ?por pequeño que sea- que no recuerdes haber realizado.

Y para comprar por Internet de forma segura desde tu smartphone, debes tener una buena tarifa móvil.