Si vas a viajar, acuérdate de cargar tus dispositivos!

La Administración de la Seguridad en el Transporte de los Estados Unidos (TSA por Transportation Security Administration) recientemente hizo público un comunicado en el que advierte a los pasajeros con destino a los Estados Unidos que todo dispositivo eléctrico o electrónico que no se encienda cuando sea requerido podrá ser confiscado y quienes los lleven podrán ser sometidos a una inspección adicional.

¿Qué significa esto?

Es una prohibición de llevar a bordo de los distintos medios de transporte dispositivos eléctricos y electrónicos de los que no se pudiera acreditar su funcionamiento.

Básicamente esto significa que, cuando intentes coger un vuelo con destino a los Estados Unidos, los agentes responsables del control pre-embarco podrán solicitarte que enciendas los dispositivos electrónicos que llevaras contigo para comprobar su funcionamiento.

Si no encienden, dichos agentes tendrán la potestad de confiscártelos.

¿A qué dispositivos afecta?

Esta medida afecta principalmente a los dispositivos que normalmente llevaríamos junto a nosotros en la cabina del avión. Son especial objeto de este comunicado los teléfonos móviles, tabletas, ordenadores portátiles, dispositivos mp3, cámaras fotográficas, baterías, aunque no está limitado a ellos.

¿Por qué?

Este comunicado es una primera respuesta a la gran preocupación que hay en los EEUU por la labor de grupos terroristas.

No sólo trata de bloquear el desarrollo de artefactos explosivos que puedan no ser detectados en los controles actuales sino, también, para reducir la posibilidad de detonar artefactos a distancia.

¿Cómo se implantará?

El comunicado de la TSA deja bastantes puntos por aclarar, que creemos se irán ajustando a lo largo del tiempo.

En principio, y según surge de él, las aerolíneas, a través de sus agentes, serán responsables de este control, amparándose en el derecho que tienen a no autorizar a viajeros que incumplan alguna de las normativas.

Aunque aún no se ha hecho público, se cree que se comenzará con un conjunto inicial de aeropuertos y con aquellas líneas aéreas que ofrecen vuelos sin escalas a los EEUU. Actualmente hay vuelos directos desde más de doscientos cincuenta aeropuertos de todo el mundo, realizados por más de 50 líneas aéreas.

Y ¿se puede hacer?

Recién se hizo público un comunicado, por lo que vamos a ver su evolución y perfeccionamiento.

En principio, se apoyan en la Ley Patriótica (el famoso Patriot Act de Octubre de 2001 y ratificado en el 2005) que, amparándose en un riesgo o presunción de actividad terrorista, permite a funcionarios de los EEUU prohibir el ingreso de personas o de sus bienes.

Se complementa con los derechos que tienen las aerolíneas a negarse a transportar ciertos bienes, incluso personas.

Aparte de esto, Estados Unidos no tiene autoridad para imponer medidas adicionales de vigilancia en los aeropuertos de otros países, aunque sí pueden prohibir los vuelos desde los aeropuertos o a las aerolíneas que no apliquen las medidas anunciadas.

Este es un control adicional a los ya existentes como el escaneo de maletas y su apertura, la revisión de los ordenadores portátiles, entre otros.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las mencionadas cookies y la política de las mismas. Más información ACEPTAR

Aviso de cookies