Samsung resiste. La compañía coreana se mantiene firme como líder mundial en el mercado de los smartphones a pesar de la enorme competencia.Tres de cada diez móviles inteligentes que se venden en el mundo son la marca de la coreana. Las cifras de la compañía son impactantes. En el primer trimestre, Samsung vendió la friolera de 85 millones de terminales, un 22% más que entre enero y marzo de 2013, según datos de la consultora IDC. Para ponerlo en perspectiva, el fabricante coreano vende tanto como Apple, Huawei, Lenovo y LG juntos.

De hecho, la única compañía que tiene una cuota por encima de los dos dígitos es Apple, con un 15% de la tarta mundial. La firma de la manzana, segunda en el ránking, vende aproximadamente la mitad que Samsung. Apple compite con dos únicos modelos, el iPhone 5S y el 5C, mientras que su competidor tiene una amplísima gama que le permite abarcar desde los equipos más económicos que se demandan en los países emergentes hasta los terminales premium. El último, el Galaxy S5, que se acaba de lanzar al mercado, es uno de los grandes competidores del iPhone. Samsung confía en poder batir con este terminal las ventas que consiguió su predecesor que, según los analistas, han superado los 63 millones de unidades comercializadas hasta febrero.

Aunque las cifras de Samsung son espectaculares, llama la atención el hecho de que, por primera vez en cuatro años, ha perdido cuota de mercado. La pérdida es muy escasa, no llega al punto porcentual, pero es una muestra significativa de la alta rivalidad que hay en esta industria. De hecho, la coreana se enfrenta tanto a la presión de Apple en la batalla de los dispositivos premium como a la competencia creciente de los fabricantes chinos en el ámbito de los equipos más económicos.

Fabricantes chinos

Todos los expertos coinciden: no hay que perder de vista a los fabricantes chinos. Tanto Huawei como Lenovo están dispuestos a convertirse en grandes actores del mercado de los móviles inteligentes. Además de atacar de lleno la gama baja y media, donde juegan como nadie la baza del precio, estos grupos buscan también hacerse un hueco en la gama media y alta.

Lenovo, líder mundial de los PC, está dispuesto a dar guerra también en el entorno de los smartphones después de haber adquirido Motorola a Google. En la actualidad, Lenovo tiene un 4,6% del mercado tras haber incrementado sus ventas un 63% en el último año.