Es una buena pregunta que la mayoría de la gente no se plantea. Llegada la hora de la verdad, suelen meterlo en un cajón "para ver si más adelante se aprovecha para algo". La vida después de la vida activa de los smartphones suele ser bastante estática. Un estudio llevado a cabo por Gazelle (compañía que se dedica a la compraventa de teléfonos de segunda mano) arroja un dato importante: el 51% de los smartphone se quedan en un cajón cuando pasa su vida "útil".

teléfonos móviles

¿Qué significa esto? Para empresas como Gazelle, significa perder la jugosa posibilidad de sacar beneficio de la venta de estos aparatos en cualquier lugar del mundo. Porque, recordemos, los modelos de última moda pueden ser muy "necesarios" en algunos círculos, pero los modelos más antiguos pueden tener una buena acogida en otros mercados.

gráfico vida de un móvil

Parece claro el futuro de esos smartphones:

  • El 51% son guardados en un cajón o armario
  • El 31% se regala, se recicla, o se dona
  • El 7% se venden en Internet
  • El 8% se vende en tienda física (segunda mano)
  • Al 4% se le da salida por medio de tiendas de trueque (trade-in)

Así pues, ese 51% de smartphones olvidados en cajones, cajas y armarios supone una gran pérdida de potenciales ventas para las compañías que se dedican a este negocio. Se estima que en todo el mundo hay un mercado de teléfonos viejos (segunda mano) que asciende a treinta y cuatro mil millones de dólares, así que sencillamente se está perdiendo ese 51% (aproximadamente) de ventas por nuestra afición por guardar el viejo terminal.

¿Habéis revendido alguna vez un terminal? ¿O sois más de reutilizar esos modelos? ¿Qué hacéis con él cuando ya se os queda anticuado o tenéis un nuevo modelo más moderno?

Vía | Business Insider

En Sin Vuelta de Hoja | Tres pasos a seguir antes de desechar un teléfono móvil

Foto | Robert S. Donovan (CC)