Si estás cansado de repetir año tras año el mismo plan en Nochevieja, anímate a encarar la última noche del año haciendo algo diferente. En Masmóvil te hacemos una selección de planes de lo más variopinto. Lo mismo no estás a tiempo de poner en práctica alguno de ellos, pero si te atraen apúntatelo en la agenda para celebrar el próximo Año Nuevo de una forma distinta, lejos de las barras libres de las fiestas organizadas.

En un iglú. Sí, sí...has leído bien. Y no te tienes que ir al Polo Norte. Basta con subir a los Pirineos, concretamente a Andorra. En Grandvalira está la minúscula aldea Iglú Dorf, situada a 2.300 metros de altura. Dormirás en sacos especiales para alta montaña en un romántico iglú que está revestido con pieles de cordero. La noche cuesta 174 euros por persona e incluye cava, cena con una foundé de queso, un paseo en raquetas de nieve y desayuno en el restaurante del complejo.

Con Ópera. En Madrid puedes ir a la cena de gala del Café de la Ópera, frente al Majestuoso Teatro Real. Un menú de lujo en una velada en la que te podrás deleitar con un repertorio que incluye una selección de arias, romanzas y fragmentos de conocidas obras tanto de Ópera como de Zarzuela. También hay tiempo para piezas como boleros, musicales y canciones populares. El precio por comensal es de 185 euros.

Haciendo deporte. Es un clásico que al menos hay que probar una vez en la vida. Muchas son las ciudades que celebran una carrera popular de San Silvestre para despedir el año, pero sin duda la de Madrid tiene algo especial. 40.000 personas con dorsal, más todas las que se suman a la fiesta, corriendo por las calles iluminadas con las luces navideñas. No podrás olvidar el barrio de Vallecas volcado en la calle animando a los corredores en las duras cuestas del final de la carrera. Un subidón de adrenalina extraordinario para recibir el 2015.

Navegando. Suena un poco a vacaciones en el mar. Un crucero en alta mar, con una cela de gala, orquesta, baile hasta altas horas de la madrugada para comerse las uvas el día 31 de diciembre. Y luego, a seguir de turismo visitando las ciudades donde recala el crucero. En la web solocruceros se pueden encontrar propuestas para todos los bolsillos.

En el Guadalquivir. Cambiamos el crucero por un catamarán. Y el mar por el río Guadalquivir. La empresa Cruceros Torre del Oro propone celebrar la gala de fin de año mientras se contempla desde el catamarán la magia de Sevilla iluminada. Cena de gala más la clásica orquesta con barra libre. El precio, 168 euros por persona. Más info: www.crucerostorredeloro.com

De Carnaval. No nos equivocamos de época. En Pamplona es tradición pasar la Nochevieja disfrazado. Tras la tradicional cena, puedes dejarte caer en el casco antiguo, donde la gente tiene la costumbre de celebrar la entrada del año disfrazado. Desde luego, una forma diferente de celebrar la fiesta.

En el teatro. No te decimos que vayas al teatro el 31 de diciembre a una sesión que te permita llegar a tiempo a casa para la tradicional cena familiar. No, lo que te proponemos es ir a la sesión que el aclamado musical El Rey León ofrece ese día a las 22.30 horas. En el Teatro Lope de Vega de Madrid podrás tomarte las uvas con los actores del musical.