¿Nos estamos quedando sordos?

Los estudios dicen que los adolescentes de hoy en día sufren una disminución en su capacidad auditiva del 30% si la comparamos con la de los adolescentes de los años ochenta y noventa. No hay datos específicos de España, aunque la cifra podría ser aún peor.

España es el país más ruidoso de Europa y el segundo del mundo, por detrás de Japón. El tráfico, las obras, el volumen al que hablamos, y también el volumen al que ponemos el equipo de la música o la TV pueden provocar sordera, estrés, ansiedad e incluso problemas cardiacos. Aun así, reconozcámoslo, ¿a quién no le gusta disfrutar de cuando en cuando de un sonido envolvente? ¿Es posible tener un sonido envolvente potente sin dañar nuestros oídos?

Teóricamente, hace ya años que los smartphones, reproductores MP3 y otros equipos electrónicos vienen preconfigurados con un límite máximo de volumen, por lo general de 120 decibelios (dB). Pero dicen que está todo inventado, y ésta no es una excepción.

Volume+, por ejemplo, es una app para Android que permite subir el volumen en cuatro niveles. Tiene una versión de pago que permite alterar la configuración del smartphone o tablet y subir el volumen hasta 20 niveles, aunque te recomiendan no pasar de la mitad pues la vibración generada por el ruido podría estropear el altavoz del dispositivo (imagínate tu oído…). También hay que tener en cuenta que un volumen más elevado consume antes la batería. Cuando desinstalas la app, claro está, el volumen vuelve a su estado natural.

iFile es otra app, en este caso para dispositivos iOS a los que se les haya hecho previamente un jailbreak. Así se puede cambiar el límite del volumen del 83% al 125%, por ejemplo.

Actualmente más de 9 millones de personas en nuestro país conviven diariamente con ruidos que sobrepasan los 65 decibelios, que es el máximo recomendado por la OMS. La recomendación de los médicos es no superar el 60% del volumen máximo que permiten los dispositivos y, en cualquier caso, no superar la hora u hora y media de uso diario de auriculares.

También recomiendan no escuchar música con auriculares mientras se hace ejercicio, una práctica más que habitual, sobre todo con el running. La explicación: mientras se hace deporte la sangre se desvía a las extremidades, dejando los oídos más expuestos.

En tercer lugar, los especialistas aconsejan usar auriculares externos, del estilo de los populares Beats by Dr Dre. Y en bares, discotecas o conciertos lo conveniente, según un reciente informe de GAES, es separarse de los altavoces y de los amplificadores.

Según GAES, entre el 40 y 50% de la población española empieza a experimentar pérdida auditiva debido al envejecimiento alrededor de los 65 años, pero dentro de poco serán las personas de 40-50 años las que presenten signos de presbiacusia.

Y tú, ¿vas a seguir haciendo “oídos sordos”?

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las mencionadas cookies y la política de las mismas. Más información ACEPTAR

Aviso de cookies