Yo he visto cosas que muchos de vosotros no creeríais. He descargado música con Napster. He visto desaparecer blogs piratas con discografías completas más allá de Blogspot. He escuchado infinidad de canciones en mp3 en streaming, a unos infames 24 kbps. He fantaseado muchas veces con tener a mi disposición la mayor discoteca del mundo. Ahora todas esas canciones están a mi alcance de una manera que nunca habría soñado. Es hora de disfrutar.

Sí, la oferta de servicios musicales digitales en la actualidad es apabullante. Para cualquier melómano o simple aficionado a la música, es como tener un festín para las orejas siempre servido, siempre cambiante. ¿Cuántas vidas harían falta para escuchar los más de 27 millones de canciones que hay en iTunes? Respuesta: menos de una porque probablemente la inmensa mayoría de esas canciones no merecen ser escuchadas. Bromas aparte, revisemos una lista puesta al día con los mejores servicios de música on line del momento. Los grandes éxitos de la música. De los proveedores de música.

Spotify. Pues claro que teníamos que empezar por él. Es bonito, eficiente, tiene más de 20 millones de canciones, desde hace poco se puede usar gratis en tabletas y smartphones? Y por supuesto tiene todas las funcionalidades típicas de un servicio de música on line: creación de listas, posibilidad de compartirlas, emisoras de radio por estilos musicales, novedades discográficas exclusivas, y para los que paguen los pocos euros que cuesta hacerse Premium, streaming a 320 kbps. Lo que viene siendo una calidad exquisita, oiga. ¿Qué tiene de malo? Si alguien lo sabe, que lo ponga en los comentarios más abajo.

Rdio. Así, sin la "a", se creó en el Reino Unido hace un par de años por el equipo del conocido Skype. Como este famoso servicio de telefonía IP, es casi casi gratis. Los primeros seis meses no hay que soltar un céntimo, pero después sí. Ya sabéis, la estrategia de la adicción. Tampoco cuesta mucho, y hay una versión ultra económica para los que solo necesiten streaming vía web. Si además lo quieres en tu móvil cuesta un poco más. Poco. Y dicen que es el mejor para descubrir nueva música.

Pandora, en cambio, es para comodones. Su razón de ser y su mejor arma son las emisoras de radio que ofrece, organizadas por estilos, estados de ánimo, ocasiones? Una cosa que me encanta es que permite saltarse los molestos anuncios que inundan la versión gratuita, aunque solo te deja hacerlo seis veces por hora. Si a pesar de contar con "solo" un millón y pico de canciones Pandora te engancha, te alegrará saber que su precio es el más económico de todos estos servicios, y si pagas en cuotas anuales ahorras aún más.

Deezer es el "alternativo", el no-tan-comercial, el hipster. El guay. Presume de que, gracias a sus acuerdos con miles de editoras independientes, posee un catálogo que no aparece en el radar de sus competidores más generalistas. Si los otros son los Cuarenta Principales, éstos son Radio 3. El primer año es gratis si soportas los anuncios. Y si no los soportas, pagas la cuota básica (para web) o la Premium (web y móvil) y a disfrutar.

Hay más, muchos más servicios. GrooveShark, Napster Unlimited, Last FM, el mencionado iTunes, TuneIN? Pero, al igual que esas canciones especiales y poco conocidas que tanto nos gustan cuando las descubrimos, es mejor que los escuches por ti mismo y, si te apetece, nos des tu opinión. ¿Tú cuál prefieres?