¿Más producto o mayor descuento? ¿Qué es lo que más influye en nosotros a la hora de ver con buenos ojos una oferta? Se trata de una pregunta interesante, puesto que ya sabemos que no somos muy buenos en matemáticas, o bien, dicho de otro modo, que la forma en la que nos presentan los precios influye sobremanera en nuestra intención de compra.

El problema real de esto es que nos puede la "avaricia" de obtener más por el mismo precio, y si nos descuidamos estaremos pasando de la verdadera ganga, que puede ser el descuento en sí. Es decir: si nos dicen que nos dan un 20% más de producto por el mismo precio, estaremos reaccionando mejor que si nos dicen que nos llevamos lo mismo con un 20% de descuento. Y si "GRATIS" aparece en la ecuación, es mucho más fácil ir a por el "más por lo mismo".

¿Qué problema tiene esto? En productos perecederos nos podrá la "gula" o más bien, la avaricia de tener más producto por el mismo precio, o de tener un porcentaje más de producto "GRATIS". Pero ese producto extra puede estropearse fácilmente en nuestra nevera o despensa, con lo que habremos gastado, finalmente, más dinero.

Es el poder de lo gratuito. Por poner un ejemplo, para la mayoría de nosotros es posible que calcular un 25% de descuento no sea difícil (es un porcentaje muy sencillo de calcular) de forma aislada. Pero si están juntos un "25% de descuento" y un "25% extra gratis", elegiremos lo segundo.

Es lógico, si lo pensamos un poco: pensábamos gastar 100 en un producto, y si nos dicen que por esos 100 tendremos un 25% más nos va a parecer más interesante que gastar 75 en la cantidad inicial. Es psicológico, si ya pensábamos gastar 100, qué mejor que obtener más producto "gratis", ¿verdad?

Vía | Neuroscience Marketing