Hace no mucho tiempo que dedicamos un post a los "youtubers" que cuentan con más seguidores  y que por tanto han sabido rentabilizar mejor que nadie ese inabarcable canal de canales que es Youtube. También hablamos de 77.389 casos raros, raros... Las variantes cifras que barajan estas superestrellas de Internet hacen que no resulte nada extraño que en lugar del viejuno "mamá, quiero ser artista", hoy se estile más el "mamá, quiero ser youtuber". Queda como más 2.0. Demos un repaso a algunos de estos artistas sin tener en cuenta solamente los números y comprobaremos hasta dónde es capaz de llegar el ser humano para atraer la atención del público y también veremos que siempre hay un espectador para todo. Absolutamente todo.

Si queremos hablar de los más famosos, hay que tener en cuenta que la fama y las modasen la pantalla del monitor cambian a cada instante, al igual que en las otras pantallas (televisión y cine). Y a estas alturas han sido tantos los que han tenido sus cinco minutos de gloria en youtube que hasta la Wikipedia tiene una entrada dedicada a enumerarlos. Si a estas alturas todavía queda alguien que piensa que las "estrellas" de youtube son de segunda fila, tal vez cambie de opinión al revisar una encuesta llevada a cabo el año pasado por la conocida revista del mundo del espectáculo Variety. En ella se revelaba que los cinco principales ídolos de los chavales de entre 13 y 18 años eran todos youtubers. La muestra se llevó a cabo dándoles a elegir entre una lista de 20 personalidades que incluían estrellas de Hollywood como Leonardo di Caprio, Jennifer Lawrence o Johnny Depp. Y hace ya tiempo que Billboard, el conocido ránking de audiencias musiacles, tiene una "lista youtube".

Pewdiepie es un youtuber sueco con un nombre impronunciable y con un número de seguidores igualmente difícil de concretar. Alrededor de 8 millones y subiendo. Y eso que, a primera vista, no hace nada especial; simplemente encaraba partidas de video juegos en su ordenador e incluye comentarios y ocurrencias de cosecha propia. En nuestro país (aunque vive en EE.UU.), tenemos a elrubiusOMG, un fenómeno difícil de explicar para cualquiera que no sea uno de su millón y medio de seguidores. Éste chico incluso ha publicado un "libro" en el que la mitad de las páginas están en blanco. La otra mitad raramente contienen más de una frase. Está claro que en youtube hay sitio para todo el mundo.

Todos hemos tenido algún maratón de Internet que ha terminado a altas horas de la madrugada viendo videos de youtube que al día siguiente, por nuestro propio bien, no recordamos. Si por alguna extraña razón quieres rememorar esa escalofriante experiencia puedes echar un vistazo a canales como el de Cyriak, un animador y profesional del diseño gráfico que es capaz de transformar cualquier imagen en algo desagradable. Otro cerebro cuyo funcionamiento no alcanzamos a comprender es el de Andywilson92, un artista multimedia, fijación por los ídolos de la infancia como Bob esponja, que junto a su amigo Patricio ridiculiza a Calamardo después de un desastroso concierto de clarinete y le empujan al suicidio. Es sólo una muestra.

Afortunadamente, no todo el mundo busca escarbar en los sentimientos más oscuros para atraer la atención de los espectadores, sino que prefieren cultivar su lado más amable o divertido. Algunos muestran su talento para la parodia, como el fantástico Vincent Finch, que desde Madrid representa el papel de un aspirante a modernillo que cumple todos los tópicos: falsas gafas de pasta, vocabulario prestado de los críticos de cine más espesos, y una actitud pseudo-hipster que ni él mismo se cree. Imperdible. Por su parte, discosean21 es otro género de la comedia por descubrir para el gran público. Como tantos otros, tiene talento de sobra para destacar en el mundo del espectáculo "oficial". Pero hasta que llegue su momento se dedica a grabar sus ocurrencias, que incluyen sesiones de Chatroulette en las que conecta a través de la webcam con gente aleatoria a la que invita a unirse al movimiento racista del Ku Klux Klan. Él es negro.

Mención aparte merecen los fenómenos virales que son explotados por los avispados youtubers que siempre andan al acecho de una buena excusa para intentar captar visitas a sus canales. Sobre cuánto dinero generan estas visitas, las informaciones varían, pero más o menos se puede decir que cada millón de visionados mensual aporta unos 800 euros. Pero está claro que lo mejor es acumular fieles subscriptores en tu canal para tener una audiencia más o menos asegurada. Lo maravilloso de todo esto es que hoy día cualquiera con una cuenca o una cámara de video y algo de originalidad puede intentar abrirse camino en el proceloso mundo de youtube.

¿Y tú, te atreverías a intentar ser la próxima youtube star?