La tecnología 'made in Spain' está a la orden del día. Tras el éxito de firmas como BQ, han aparecido una variedad de prometedoras compañías, la mayoría 'puntocoms', que nada tienen que envidiar a proyectos de Silicon Valley. He aquí diez de las Start-ups españolas más destacadas:

bombilla representando una idea

Wallapop

Siete millones de descargan avalan su éxito. Se trata de una app móvil donde los usuarios compran y venden productos de segunda mano, está basada en la geolocalización. Por ahora no cuenta con un modelo de ingresos. Sigue así una estrategia similar a la de BlaBlaCar, que hasta hace poco no intervenía en las transacciones.

Kantox

Es un portal de intercambio de divisas. Así de simple, y de brillante. Hace la competencia a los bancos, y al ser una start-up puntocom, con menos costes, ofrece unas comisiones mucho menores. Se dirige a empresas, no a clientes particulares.

CartoDB

Otra de las grandes promesas del panorama emprendedor nacional. Ha desarrollado una herramienta en la nube para que las empresas, fácilmente, puedan revisar sus datos en base a criterios geográficos. Puede presumir de tener clientes como la Nasa, Twitter, The Wall Street Journal o el BBVA. Casi nada?

Traity

Esta gente ha creado una plataforma que establece un 'índice de fiabilidad' de un usuario de Internet. Así, la próxima vez que vayas a comprar o alquilar algo a través de Airbnb, eBay u otra web de consumo colaborativo, podrás comprobar cómo de fiable es la otra persona. Aprovechando esta jugosa información, van a empezar ahora a comercializar micro-seguros, para que puedas asegurar esa bonita guitarra, o tu casa de la playa, durante los días en que la vayas a alquilar.

Packlink

Es un marketplace de servicios de mensajería. Nació en 2011 como un comparador de servicios de mensajería y paquetería para usuarios (B2C), y rápidamente cobró fuerza entre las pymes. Ofrece unos 60 servicios diferentes, incluyendo envíos en el día y a puntos de conveniencia.

Clubkviar

¿Te gusta lo exclusivo? ¡No te escondas! Clubkviar es un club privado, sólo por invitación, para disfrutar de nuevas experiencias culinarias. Las reservas que se realizan a través del club reciben un 30% de descuento y además te asignan un "asistente personal" al que puedes preguntar cualquier duda o pedir recomendaciones sobre nuevos restaurantes en los que comer.

Cabify

Es un servicio (legal) de coches con conductor. Tiene varias gamas: cochazos para ejecutivos o para dejarte ver en sociedad, y coches más normales a precio inferior a un taxi. Es perfecto para las empresas que buscan una alternativa al renting de vehículos o que quieren reducir la factura en taxis de sus empleados. Si eres una empresa, Cabify te lo pone fácil: te entrega la factura mensual de la empresa, con su respectivo IVA, lista para enseñársela a Hacienda?

Startupxplore

¿Has oído hablar del equity crowdfunding? Es un tipo de crowdfunding, por el que el usuario recibe a cambio acciones de la empresa en la que invierte. En Startupxplore, proponen algo un poco diferente: fíjate dónde invierten los business angels profesionales, y únete a ellos. Él es quien negocia las condiciones de compra de las acciones, y tú te subes al carro con la cantidad que puedas aportar. ¡No olvides que son inversiones de riesgo!

Playthe.net

Cualquier monitor o pantalla es susceptible de convertirse en un espacio publicitario. Televisores en bares y peluquerías, grandes paneles en la calle? Hasta hace poco era un formato reservado a las grandes empresas, con sus grandes presupuestos para marketing. Esta start-up ha creado una plataforma que te permite anunciarte en sólo unas pocas pantallas, por muy poco dinero. Tú te montas la creatividad, con unos pocos clics, y configuras cuándo y dónde quieres que se vea tu anuncio.

Promofarma

Por último, una mención especial a esta puntocom, que ha creado un marketplace de productos de parafarmacia, y suponemos que en el futuro (cuando la ley lo permita) venderán también medicamentos con receta. Las farmacias españolas son demasiado pequeñas para montar su propia web, y la verdad es que eso de Internet les suena un poco a chino (¿sabías que sólo el 8% tiene una tienda online?). Promofarma, start-up independiente de cualquiera de los distribuidores de medicamentos que existen en España, ha resuelto al menos parte del problema.

Hay muchas otras start-up prometedoras en España. Aquí os presentamos otros pocos ejemplos: la web para aprender chino 8belts (de la que ya hablamos en un post anterior), Seedtag (etiquetado de fotografías online), Scytl (tecnología electoral), Hot Hotels (reserva de hoteles en el último momento) o Sales Layer (software de gestión de inventario).

¿Conoces alguna otra que merezca estar en este listado? ¡Cuéntanoslo!