Lo que vamos a ver aquí no es la piedra filosofal, pues si lo fuese yo mismo no estaría aquí y sí dando conferencias y clases magistrales. Es simplemente una visión, una forma de enfocar el retiro y, de alguna manera, planificar ese futuro al que todos llegaremos con mayor o menor colchón financiero.

Es difícil tarea la de ahorrar, cada mes pensamos en apartar algo de dinero para un pequeño fondo, pero la realidad diaria nos abruma: la hipoteca, el coche, los gastos generales, alguna deuda... Además está otra variable, que es la inestabilidad económica y la posibilidad de quedarnos sin trabajo a medio plazo, la inseguridad, y más factores que hacen que nuestras pensiones a largo plazo puedan verse afectadas.

La teoría de Wade Pfau, su estudio (al que nos referimos en el enlace de más adelante), nos dice a qué edad nos podremos retirar para mantener unas expectativas de poder adquisitivo más allá de la edad de jubilación. En otras palabras, cómo podemos vivir un retiro pleno, con buen poder adquisitivo, y a costa de qué.

Según este economista, debemos tener en cuenta nuestros ahorros en el momento de la jubilación. Si tenemos cero ahorros, estaremos en un escenario en el que dependamos solamente del sistema de pensiones. Si tenemos unos ahorros equivalentes a 4 veces nuestras ganancias anuales, la edad segura de jubilación para determinado nivel de vida va bajando...

¿Qué quiere decir? ¿Ahorrar? Pero si no podemos con nuestras cargas habituales... Bien, sobre esto cada uno cocina a su manera su vida, pero pensemos una c osa: ¿tenemos claro, de todo lo que pagamos hoy, cuántas cosas son prescindibles? Hipoteca, coche,... ¿realmente lo necesitamos? ¿Qué tendríamos en un fondo de ahorro si mensualmente ingresamos el coste del vehículo, y el exceso de la hipoteca frente a un alquiler de una vivienda equivalente? Esa es la gran pregunta.

Foto | Images of money