En los tiempos que corren ya da igual que seas más vago, torpe o que tu coeficiente no se parezca en nada al de Albert Einstein. Por suerte para muchos, la tecnología evoluciona y nos ayuda a ser uno más en la sociedad aunque tengamos carencias, porque ahora quienes son inteligentes son los gadgets.

Pongamos por ejemplo el deporte. Por mucho que desde pequeño se empeñen en el colegio en intentar formarnos para la vida deportiva, la educación física no es para todos. En nuestra clase siempre estaba el que sobresalía en todos los deportes y el que tenía una retahíla de excusas para evitar hacer las 10 vueltas al campo enteras.

Esto ya se acabó con las nuevas tecnologías que están llegando al mercado. ¿Qué tienes un partido de tenis con tu jefe y por supuesto no puedes quedar mal? Hazte con el nuevo Smart Tennis Sensor de Sony y conviértete en un entendido de este deporte. Esta raqueta inteligente está pesada para monitorizar todo lo que hagas durante tu encuentro, desde los golpes, la velocidad, y sobre todo, te ayudará a mejorar tu juego sea cual sea tu nivel. Aparentar ser un experto en tenis te saldrá por unos 200 dólares.

Pero no es el único ejemplo que encontramos de gadgets inteligentes para el deporte. Si lo que se te da mal es el fútbol, eres el público perfecto para Adidas. Esta marca ha sacado ya a la venta el balón inteligente, Adidas Smart Ball, que monitoriza los distintos parámetros del partido, desde la velocidad, la altura, los golpes y la presión ejercida. Además tiene integrado bluetooth 4.0 con el que podrás ir registrando todo en su app Adidas miCoach.

La inteligencia tecnológica llega incluso a las oficinas. El cojín Darma te ayudará a que tus días laborales no afecten a tu salud. Pero cuidado, que tiene un poco de mala leche, si te sientas mal te regañará. Con bluetooth 4.0 también incorporado, vigilará cuáles son nuestras posturas y constantes vitales, descubriendo así si estamos ya demasiado estresados y es el momento de la escapada a por un café.

Y si a algún lugar ha llegado la tecnología inteligente es al hogar. No es nada nuevo, y si no, echa un ojo a tu encimera y armario y piensa qué harías sin robots como la Thermomix. La nevera inteligente también se ha colado a nuestro hogar, ese frigorífico que aconseja recetas, se adapta a los alimentos que tenemos en su interior y hace recordatorios. Tampoco podemos dejar de mencionar ese círculo aspirador que da vueltas por toda nuestra casa encargándose de que no haya pelusas ni pizcos por el suelo.

¡Si es que hasta nuestra ropa es más inteligente que nosotros! Power Suit es un traje que incorpora un chip en su chaqueta para que pagar ya no sea cosa de tarjetas de crédito. A partir de ahora el pago en los restaurantes se hará con un simple gesto: acercar la manga. El problema de cargar todos nuestros aparatos también se ha acabado gracias a los diseños de Adrien Sauvage y Pauline van Dongen. O si te cae un chaparrón en plena calle, en lugar de maldecir a los cuatro vientos disfruta de un nuevo vestuario gracias a Pepa Salazar, que ha diseñado modelos con tejidos hidrocrómicos e hidrófugos, que cambian de color al contacto con el agua y repelen los líquidos.

Foto: Keoni Cabral - Flickr